El Gobierno estima que ahorrará unos 9 millones de euros al año con el cambio de sede de Exteriores

El departamento regresará al barrio de Salamanca cuando finalicen en 2016 las obras de rehabilitación de un antiguo edificio 'enfermo' del Estado


MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Gobierno estima que ahorrará unos 9 millones de euros al año cambiando la sede central del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de las torres actuales que tiene alquiladas en el norte de Madrid a un edificio propiedad del Estado en pleno barrio de Salamanca, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

El Ejecutivo ha decidido hoy rehabilitar la vieja sede de Exteriores en la plaza del Marqués de Salamanca, que abandonó al final de la última legislatura del Gobierno de José María Aznar por fugas de gases tóxicos desprendidos por el deterioro de los materiales de construcción.

Las obras en este edificio de 40.900 metros cuadrados, propiedad del Estado y que actualmente está en desuso, comenzarían el año próximo y se prolongarían durante tres años, hasta 2016, han precisado las mismas fuentes. El proyecto prevé mantener la fachada actual, restaurar el palacete histórico y vaciar el resto del complejo.

Los trabajos se financiarán con la venta de un solar adscrito al Ministerio de Exteriores en la calle Padre Damián y con el ahorro que supondrá el abandono de alquileres "innecesarios" por los que paga en la actualidad el Ejecutivo, informó por su parte el departamento de Hacienda.

Las oficinas centrales del Ministerio de Exteriores están situadas en la actualidad en Torres Agora, dos edificios de 14 plantas cada uno en el norte de Madrid pegados a la M-30 por los que se pagaba hasta el año pasado una renta de 650.000 euros al mes, unos ocho millones de euros al año.

Se trata precisamente de uno de los alquileres de oficinas más costosos para el Gobierno español. Su precio se negoció en el pico alto del boom inmobiliario, en el año 2003, y el actual Ejecutivo consiguió recientemente una rebaja del contrato hasta situarlo en algo más de seis millones de euros al año.

Una vez terminada la rehabilitación del edificio de la plaza del Marqués de Salamanca, Exteriores también trasladaría allí las oficinas de la Dirección General de Asuntos Consulares que actualmente tiene alquiladas en la calle Ruiz de Alarcón y por las que paga una renta de aproximadamente un millón de euros al año, precio también renegociado recientemente y que ascendía a casi dos millones de euros.

La mudanza al barrio de Salamanca permitirá también prescindir de otras oficinas que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) tiene en régimen de alquiler para acoger a parte de su personal.

La sede central de la AECID seguirá estando, no obstante, en la avenida de los Reyes Católicos, en un edificio propiedad del Estado. Con los cambios, el grueso de los despachos del Ministerio estará en la sede del barrio de Salamanca, se mantendrá el Palacio de Santa Cruz como sede histórica --donde hoy está el despacho del ministro y su gabinete de prensa-- y el Palacio de Viana, como residencia del jefe de la diplomacia.

El regreso a la sede de Marqués de Salamanca era una vieja reivindicación del personal de la Carrera Diplomática, que se enfrentó con el exministro Miguel Angel Moratinos por su reticencia a volver al barrio de Salamanca y sus planes --vistos como poco realistas por el cuerpo-- de levantar una nueva torre en el centro de Madrid donde cupieran todas las oficinas vinculadas al departamento, incluida la AECID. Los planes de Moratinos se truncaron con el inicio de la crisis económica en 2008.