“El Gobierno está acabando con el espíritu democrático”

Los sindicatos creen que son “medidas urgentes que no generan empleo”

UGT, CCOO y CSI-F han mostrado su descontento ante la subida del IVA y la suspensión de la segunda paga extraordinaria de los funcionarios y empleados públicos, al tiempo que la reducción de los 'moscosos' y el ajuste del número de liberados sindicales a lo "estrictamente dispuesto en la ley" por parte del Gobierno central.

Federico Martín, vicepresidente de la Unión Provincial de CSI-F, aseguró que “si se eliminaran los asesores políticos no haría falta que siempre pagáramos los mimos para cubrir el déficit, que por otro lado, no lo hemos creado nosotros, sino las empresas privadas o semipúblicas”.

“Es una falacia del Gobierno decir que sale más barato otorgar contratos a empresas privadas", explica Federico Martín. "Por poner un ejemplo, en el programa 'Madrugadores' de la Junta, pagamos a cada madrugador 22 euros la hora, pero cada profesional cobra 8 de esos 22 porque el resto está en manos de una empresa privada”.

Emilio Pérez, de CCOO, constató que “estas medidas que ha tomado el Gobierno son precipitadas y no generan empleo. Se sigue sin abordar la reforma fiscal y no se incide en las rentas más altas. Al final los que pagan somos siempre los mismos”.

Y Agustín Rodríguez, secretario provincial de UGT, ha manifestado la enorme preocupación por parte del sector público, “debido a que el gobierno central hace culpables a todos los ciudadanos de clase media-baja y no toma ninguna medida contra la Iglesia o las empresas privadas. Ha perdido el sentido democrático”.

Tras las nuevas medidas de reforma anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los sindicatos están a la espera de valorar la situación y convocar reuniones para futuras manifestaciones.