El Gobierno da de plazo hasta el 1 de julio para adaptarse al nuevo mecanismo de la luz

Enchufe, electricidad

Las facturas emitidas en el periodo transitorio se calcularán al precio fijado por el Gobierno para el primer trimestre.

El Gobierno dará de plazo a las comercializadoras eléctricas hasta el 1 de julio para facturar con el nuevo sistema de revisión de precios de la luz, y durante el periodo transitorio los recibos se calcularán con el precio fijado por el Ejecutivo para el primer trimestre, de 48 euros por megavatio hora (MWh).


Estos detalles fueron ofrecidos por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, tras el Consejo de Ministros, en el que defendió la conveniencia del nuevo mecanismo y aseguró que el borrador con el real decreto ha recibido tanto el informe favorable de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) como un informe "sin objeciones" del Consejo de Estado.

El nuevo mecanismo, señaló, tendrá cinco ventajas. La primera será la de recoger precios de mercado, mientras que la segunda consistirá en el "ahorro" de un sistema que acaba con las subastas eléctricas, que han provocado un sobreprecio acumulado de 1.671 millones desde su puesta en práctica en 2009.

Otra ventaja es que el nuevo sistema "transmite señales adecuadas de precios", al tiempo que, en cuarto lugar, "permite incrementar la competencia del mercado", ya que se abre la posibilidad a que cualquier comercializadora con más de 25.000 clientes pueda ofrecer el precio regulado.

En quinto y último lugar, el nuevo mecanismo "aumenta la capacidad de elección de los consumidores", que podrán elegir entre un precio asociado al mercado, una oferta anual o un contrato bilateral con la comercializadora.

REGULARIZACIÓN CON LA PRIMERA FACTURA.

En una nota, Industria explica que, en la primera factura emitida con el nuevo sistema, se regularizará a cada consumidor la diferencia entre los 48 euros fijados por el Gobierno y el precio de mercado.

Como consecuencia del nuevo sistema, el consumidor acogido al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVCP), antigua TUR, no tendrá que hacer nada, ni comunicar nada, ni modificar sus aparatos de medición.

El único cambio para los usuarios acogidos al PVPC, que son la mayor parte de los pequeños consumidores, consiste en que la factura se calculará con la media del precio de la electricidad en el mercado del periodo de facturación, en lugar de con el precio fijado en la subasta.

MÉTODOS DE FACTURACIÓN

Este precio promedio de la electricidad se calculará con la media de los precios diarios del mercado mayorista y se aplicará a todo el consumo del periodo facturado. Cuando el usuario tenga un contador inteligente conectado y operativo, se facturará directamente el precio del mercado de cada hora a la energía consumida en esa hora.

Red Eléctrica publicará el precio promedio que se aplicará a la factura de cada consumidor en función de su periodo de facturación, y la CNMC dispondrá también de un simulador de factura.

Industria recuerda que, de forma adicional al nuevo mecanismo, se obliga a las comercializadoras de referencia a que oferten un precio fijo anual de la energía para aquellos consumidores que así lo deseen. Las primeras ofertas anuales podrán consultarse a partir del 15 de abril.