El Gobierno colaborará con las Comunidades para solventar a corto plazo la gestión de los purines

Una colaboración económica como solución, a corto plazo, del problema de los ganaderos de porcino, cuyas explotaciones se están viendo afectadas por el cese de actividades de las plantas de tratamiento como consecuencia del cambio de enfoque del marco retributivo a las energías renovables.

Así lo ha anunciado el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Jaime Haddad, en el Grupo de Trabajo sobre alternativas al tratamiento de purines.

Este apoyo del Ministerio ya se había planteado en las dos reuniones previas del grupo de trabajo, con el compromiso del Departamento de colaborar temporalmente con las Comunidades Autónomas afectadas por el cierre de las plantas de tratamiento, siempre con la intención de dar prioridad a las zonas vulnerables.

Las soluciones a medio y largo plazo corresponderán a las Comunidades Autónomas, en el marco de su competencia en la materia y dadas sus posibilidades de conocer las soluciones concretas que pueden ser más convenientes en cada caso.

Según ha explicado el Ministerio, la ayuda anunciada se basará en las necesidades planteadas por la comunidades, calculadas a partir del coste del transporte del purín a tierras o instalaciones donde sea posible su gestión, como media más inmediata y fácil de implementar a muy corto plazo.

No obstante, los gobiernos autonómicos podrán decidir dedicar los fondos a otras soluciones distintas al transporte, siempre que el objetivo de las mismas sea solventar el problema, a corto plazo, de las explotaciones que hasta ahora entregaban purines a las plantas.

Las Comunidades Autónomas que se beneficiarán en mayor medida de esta ayuda son, por lo tanto, las que tienen explotaciones en zonas vulnerables como Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña y Murcia. También recibirán ayudas Andalucía, Aragón y Galicia.


 

Noticias relacionadas