El Gobierno aprueba la deducción fiscal de 100 euros al mes para discapacitados y familias numerosas

Foto: Archivo

A partir de enero de 2016 se le aplicará un tipo de retención del 11,06% a su nómina mensual, es decir, se le retendrán 484,75 euros anuales menos que en la actualidad.

 

ACTIVIDADES PROFESIONALES

  

Las retenciones por actividades profesionales y actividades económicas bajarán del 21% al 19% en 2015 y al 18%, en 2016. Se incorpora también el nuevo tipo del 15% para profesionales con menores importes de rendimientos íntegros (15.000 anuales). El tipo de retención para administraciones de entidades cuya cifra de negocios sea inferior a 100 euros pasará del 42% actual al 20% en 2015 y al 19% en 2016.

  

Hacienda ha puesto varios ejemplos para explicar las nuevas deducciones. Así, un trabajador sin hijos con rentas de 20.000 euros brutos anuales que ha pagado un 14% de su nómina mensual por IRPF, pagará un 12,25% desde enero, 350 euros anuales menos. Esta cifra, supone un ahorro de un 12,5% respecto al año anterior, lo cual se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 29 euros más al mes.

  

A partir de enero de 2016 se le aplicará un tipo de retención del 11,69% a su nómina mensual, es decir, se le retendrán 461,80 euros anuales menos que en la actualidad, lo que supone un ahorro de un 16,49% respecto a 2014 y se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 38% más al mes.

Un trabajador con dos hijos, uno de ellos con discapacidad superior al 33%, con rentas de 25.000 euros brutos anuales tendrá acceso al impuesto negativo por descendiente con discapacidad y por familia numerosa, lo que supone una deducción de 2.400 euros anuales adicional que puede solicitarse anticipadamente con carácter mensual a razón de 200 euros mensuales.

  

A este trabajador se le ha retenido en 2014 un 13% de su nómina mensual y desde enero de 2015 se le va a aplicar un tipo de retención del 11,53%, 366,63 euros menos al año, lo que supone un ahorro de un 11,28% respecto al año anterior. Esta bajada se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 31 euros más al mes que, unidos a los 200 euros de impuesto negativo anticipado, hacen que la unidad familiar disponga de un total de 231 euros más al mes.

  

A partir de enero de 2016 se le aplicará un tipo de retención del 11,06% a su nómina mensual, es decir, se le retendrán 484,75 euros anuales menos que en la actualidad, lo que supone un ahorro de un 14,92% respecto a 2014 y se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 41 euros más al mes que, unidos a los 200 euros de impuesto negativo anticipado, hacen que la unidad familiar disponga de un total de 241 euros más al mes.

 

FAMILIA NUMEROSA

  

De la misma forma, un trabajador con tres hijos con rentas de 30.000 euros brutos anuales tendrá acceso al impuesto negativo por familia numerosa, lo que supone una deducción de 1.200 euros anuales adicional que puede solicitarse anticipadamente con carácter mensual a razón de 100 euros mensuales.

  

A este trabajador, que se le ha retenido un 14% de su nómina mensual en 2014, se le aplicar un tipo del 13,50% desde enero de 2015, de forma que se le retendrán 151,05 euros anuales menos, lo que supone un ahorro de un 12,98% respecto al año anterior. En este caso, la rebaja se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 13 euros más al mes que, unidos a los 100 euros de impuesto negativo anticipado, hacen que la unidad familiar disponga de un total de 113 euros más al mes.

  

A partir de enero de 2016 se le aplicará un tipo de retención del 12,98% a su nómina mensual, es decir, se le retendrán 305 euros anuales menos que en la actualidad, lo que supone un ahorro de un 7,26% respecto a 2014 y se traduce, en términos reales, en que va a disponer de 25 euros más al mes que, unidos a los 100 euros de impuesto negativo anticipado, hacen que la unidad familiar disponga de un total de 125 euros más al mes.

 

El Gobierno ha aprobado este viernes el nuevo reglamento del IRPF, que recogerá las modificaciones introducidas en la reforma fiscal y que permitirá que ya desde las nóminas de enero los contribuyentes se beneficien de la rebaja del impuesto.

  

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, destacó que el nuevo reglamento permitirá que las empresas puedan aplicar desde enero el nuevo cálculo de las retenciones en las nóminas de sus empleados, así como solicitar, desde el 7 de enero, las nuevas deducciones para familias numerosas y con discapacitados, conocidas como 'impuestos negativos'.

  

Según Montoro, la política tributaria del Gobierno tiene "un amplio contenido social", dado que el IRPF bajará para todos los contribuyentes, pero especialmente para las rentas medias y bajas, para las familias y para las personas con discapacitados a su cargo.

  

Además, destacó que la reforma está orientada a facilitar un aumento de la renta disponible para familias y empresas del orden de 9.000 millones de euros en dos años, así como impulsar la creación de empleo y fortalecer el ahorro y la competitividad empresarial.

  

Montoro indicó que el objetivo del Gobierno es que en el año 2015, que será un ejercicio "importante" en términos de crecimiento, ya que el PIB crecerá "al menos" un 2%, las familias cuenten además con mayor renta disponible.

  

Concretamente, las deducciones que incorpora el nuevo IRPF para familias numerosas y con discapacitados a su cargo, que ascienden a 1.200 euros anuales --100 euros mensuales--, beneficiarán a 750.000 familias, que se ahorrarán en 2015 un total de 732 millones de euros. Se podrán solicitar desde el 7 de enero por Internet o por teléfono, presentando el modelo 143 de la Agencia Tributaria.

  

Estos impuestos negativos operarán de forma análoga a la deducción por maternidad y serán aplicables por trabajadores por cuenta propia o ajena integrados en una familia numerosa o con un descendiente o ascendiente con discapacidad por el que tenga derecho al mínimo correspondiente (33% o más).

  

Al igual que la deducción por maternidad, será posible solicitar a la Agencia Tributaria la percepción anticipada de las nuevas deducciones, de forma que puedan cobrarse a razón de hasta 100 euros al mes por cada una de ellas a las que se tenga derecho. A tal efecto, se establecen dos modalidades de solicitud de la deducción de forma anticipada: colectiva e individual.

  

La solicitud colectiva se presentará por todos los contribuyentes que pudieran tener derecho a la deducción respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa. La solicitud individual se presentará por el contribuyente que cumpla los requisitos exigidos en la deducción.

  

Asimismo, el reglamento del IRPF aprobado este viernes incluye las nuevas retenciones del trabajo y de los pagos a cuenta, debido a que el impuesto reduce tanto los tramos como los tipos del impuesto, tanto en los rendimientos del trabajo como en los pagos a cuenta.