El Gobierno aprueba el Plan Nacional de Turismo, al que destinará entre 1.600 y 1.800 millones

Este Plan tiene como objetivo mejorar la competitividad del sector turístico
El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT) al que destinará en el periodo comprendido entre 2012 y 2016 entre 1.600 y 1.800 millones de euros con el fin incrementar la actividad turística y su rentabilidad, generar empleo, lograr unidad de mercado y mejorar el posicionamiento internacional.

"Este Plan tiene como objetivo mejorar la competitividad del sector turístico para que éste sea motor de impulso y uno de los sectores sobre los que se asiente la recuperación económica del país", ha destacado el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En concreto, Soria ha apuntado que en 2012 se destinarán al turismo 438 millones de euros, al igual que en 2013, mientras que en 2014 el sector recibirá 460 millones de euros y en 2015, un total de 480 millones de euros.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que este Plan persigue la dinamización de la economía y el crecimiento, y ha insistido en que el turismo es "una política de Estado" para el Gobierno, recalcando que el Ejecutivo ha hecho un "esfuerzo importante" en cuanto a cambios legislativos para reforzar la seguridad jurídica de los que quieren invertir y disfrutar como turistas.

El Plan Nacional e Integral de Turismo consta de 28 medidas y 104 acciones y ha sido elaborado en los últimos seis meses por la Secretaría de Estado de Turismo a través del Instituto de Turismo de España (Turespaña), con la aportación de las comunidades autónomas, las organizaciones empresariales, los sindicatos y demás representantes del sector.

Los pilares fundamentales sobre los que se asienta el Plan son la fuerza de la marca España, mediante su promoción coordinada; la orientación al cliente; la gestión encaminada a la fidelización de los mercados maduros; la unidad de mercado a través de la armonización de la legislación, y el fomento de la colaboración público-privada.

"Se trata de una hoja de ruta con un enfoque pragmático, con medidas inmmediatas, concretas y medibles en cuanto a resultados y efectos", ha apuntado Soria, para después subrayar que esta herramienta marcará las líneas maestras para mejorar la competitividad del sector.

OPORTUNIDADES Y AMENAZAS PARA EL SECTOR.

Durante su intervención, Soria ha detallado las oportunidades y amenazas a las que se enfrenta el sector turístico en los próximos años. Así, ha apuntado que España posee "ventajas comparativas" frente a los mercados emergentes en 'sol y playa' y cuenta con el apoyo de la Unión Europea para la potenciación de las pymes.

No obstante, ha identificado como amenazas la crisis económica y su repercusión en los en la renta de los visitantes potenciales de España, junto con la pronta recuperación de los destinos del arco mediterráneo afectados por la 'primavera árabe'. "No podemos basar la competitividad en el mal ajeno", ha destacado.

Del mismo modo, ha valorado negativamente la 'sobreoferta' del mercado y el alto precio del petróleo, subrayando la alta notoriedad de la marca turística España y el alto grado de fidelización que existe entre los turistas que visitan el territorio nacional.

Para Soria, es importante que España "consolide" su posición de liderazgo turístico mundial en los próximo años, por lo que ha instado al sector a no quedarse "impasible".

TARJETAS DE FIDELIZACIÓN PARA TURISTAS.

Uno de los ejes clave del Plan se centra en la mejora del posicionamiento de la marca España, tanto en los mercados consolidados como en los no tradicionales, gracias a la promoción del destino mediante una estrategia conjunta elaborada por Turespaña y el Instituto de Comercio Exterior (ICEX).

En cuanto a la orientación al turista, la herramienta desarrollará un plan de fidelización para los visitantes con la finalidad de que regresen mediante unas tarjetas a las que podrán asociarse empresas españolas y que funcionará con un sistema de acumulación de puntos.

Por otra parte, se reitera la intención del Ejecutivo de agilizar la expedición de visados, y se contempla el establecimiento de bonificaciones en las tarifas aeroportuarias para días valle en los aeropuertos de Canarias, y de los meses de invierno en los aeródromos de Baleares, materia para la que se creará un grupo de trabajo.

También ha resaltado la importancia de estimular la demanda nacional y promocionar los destinos de interior, motivo por el que se pondrá en marcha una campaña. "Esta es una de las debilidades debido a la propia atonía de la economía nacional y a la caída del nivel de renta destinado al turismo", ha destacado el titular de Turismo.

RECONVERSIÓN DE LOS DESTINOS MADUROS.

Además, la hoja de ruta considera "fundamental" el apoyo a la transformación "integral" y "real" de los destinos maduros a través de la puesta en marcha de líneas de crédito para las empresas del sector con el objetivo de renovar las infraestructuras.

Así, Segittur trabajará en un sistema de calificación de "Destinos Inteligentes"; se creará una red de Agencias Gestoras de Experiencias Turísticas en destino; se homogeneizará la clasificación de los establecimientos hoteleros, rurales y campings; se incentivará la participación de los empresarios del sector y se buscará poner en valor el patrimonio nacional, cultural y enogastronómico.

REFORMA LABORAL Y LA LEY DE COSTAS.

Del mismo modo, se busca favorecer la corresponsabilidad público-privada mediante el impulso de la unidad de mercado, y se incluye la perspectiva del turismo en la modificación de leyes como la reforma laboral, la ley de costas, la de arrendamientos urbanos o en la ley de aguas.

Otra de las acciones de este Plan es la reorganización de las Oficinas Españolas en el Extranjero, actualmente 33, así como la colaboración de Segittur con el ICEX y las embajadas españolas y la modernización de las Consejerías de Turismo de España en el Exterior.

Además, se contempla la transferencia al INE de las estadísticas del sector y se busca la potenciación del talento y el emprendimiento a través de la creación de líneas de créditos para jóvenes emprendedores, y la elaboración de un programa dedicado a ellos.

Soria ha recordado en varias ocasiones durante su comparecencia que el turismo representa más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB) y supone un 11,39% del empleo en términos de Seguridad Social, con cerca de 2,5 millones de puestos de trabajo.