El Gobierno aprueba al anteproyecto de Régimen Disciplinario militar que crea la sanción económica y mantiene el arresto

Pedro Morenés
El ministro de Defensa defiende la medida de arresto por su "indiscutible eficacia para el restablecimiento inmediato de la disciplina"


MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha dado este viernes luz verde al anteproyecto de ley de reforma del Régimen Disciplinario de los miembros de las Fuerzas Armadas, que crea la sanción económica, mantiene el arresto para todas las faltas e introduce los "medios telemáticos" como canales en los que los militares no pueden expresar opiniones que no se ajusten a los límites de la disciplina.

Al presentar esta propuesta en la rueda de prensa posterior al Consejo, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha recordado que esta reforma se ajusta al mandato de la Ley de Derechos y Deberes de los militares, que estableció la necesidad de modificar el Régimen Disciplinario para adaptarlo a la jurisprudencia, a la presencia de la mujer en las Fuerzas Armadas y a la participación de los militares en misiones en el exterior.

Entre sus novedades, el ministro ha destacado la incorporación de las sanciones económicas para las faltas leves y graves, una pérdida de retribuciones que puede llegar hasta los 15 días, y se ha referido al mantenimiento de la sanción de arresto para todas las faltas, incluyendo las leves.

El Gobierno anterior quiso eliminar esta sanción para las faltas leves y así lo propueso en un anteproyecto de reforma que aprobó pero que no llegó a tramitarse por el adelanto electoral.

EL ARRESTO, EN LA MAYORÍA DE PAÍSES DEL ENTORNO

Morenés ha justificado la conveniencia de mantener esta sanción porque es una "medida de indiscutible eficacia para el restablecimiento inmediato de la disciplina" y ha recalcado además que existe "en la mayor parte de países del entorno", en la Unión Europea y la OTAN. Como ejemplo ha citado, entre otros, a Francia, Italia, Alemania, Portugal, Suiza, Bélgica, Reino Unido y Canadá.

No obstante, limita su duración posible desde los 30 hasta los 14 días, para las faltas leves. Para las graves podrá ser desde los 15 a los 30 días y para las muy graves, desde los 30 a los 60 días.

El nuevo régimen disciplinario establece además un nuevo catálogo de faltas leves, graves y muy graves --en el anterior había leves y graves-- y hace una nueva organización de las infracciones, eliminando algunas y creando otras. Las muy graves podrán ser castigadas con la separación del servicio e incluso la resolución del compromiso.

Entre las nuevas sanciones, se especifica que se podrá castigar la expresión pública de opiones que no se ajusten a los límites de la disciplina o que supongan una falta de consideración a los superiores que se hagan "de palabra, por escrito o por medios telemáticos". En un primer borrador, el Ministerio de Defensa introdujo el término "redes sociales", término que ha desaparecido.

SANCIONES A LOS REPRESENTANTES DE ASOCIACIONES

También se introducen criterios de individualización de las penas y se modifican las competencias sancionadoras. En este marco, se establece que sólo el ministro de Defensa y el subsecretario de Defensa podrán sancionar a los representantes de las asociaciones profesionales que sean miembros del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas y sus suplentes, por las faltas cometidas en el desempeño de su actividad en éste órgano.

El Consejo de Ministros ha recibido un informe del ministro de Defensa sobre el Anteproyecto de Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas para adaptarla al mandato de la Ley Orgánica de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, del 2011.

El nuevo procedimiento sancionador amplía las garantías del expedientado, a quien se reconocen los derechos a la presunción de inocencia, a ser informado de la acusación disciplinaria, a la defensa, a la audiencia previa, a la utilización de los medios de prueba adecuados y a interponer los recursos correspondientes.

Además, se otorga la tutela judicial a todos los sancionados en la vía disciplinaria militar al posibilitar la interposición del recurso contencioso-disciplinario militar ordinario contra las resoluciones adoptadas en los recursos por faltas leves. De esta forma, se supera el criterio restrictivo de las normas disciplinarias militares anteriores.

Por otra parte, la disposición final quinta modifica la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil de 2007, en su ámbito de aplicación, introduce nuevas infracciones disciplinarias y adiciona nuevos preceptos relativos al procedimiento sancionador.

Morenés ha explicado que el texto será ahora enviado al Consejo de Estado y ha recordado que ya ha sido visto por el Consejo General del Poder Judicial y el Consejo Fiscal, que emitieron sendos "informes favorables", con "matizaciones", algunas de las cuales han sido incluidas.

Además, ha señalado que también ha pasado por el Consejo de Personal, recientemente creado, y se dio traslado también a las asociaciones profesionales de militares.