El Gobierno anularĂĄ el espacio Schengen para evitar que lleguen los violentos a Barcelona

El Ministerio del Interior tiene informaciĂłn sobre la posible llegada de antisistemas especialmente de Italia y Grecia

El Gobierno anularĂĄ el tratado Schengen que permite la libre circulaciĂłn de ciudadanos por los paĂ­ses de la UniĂłn Europea durante la celebraciĂłn en Barcelona de la cumbre del Banco Central Europeo (BCE) prevista para los dĂ­as 2,3 y 4 de mayo, han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior.

Estas mismas fuentes han explicado que esto supone restablecer los controles fronterizos, una medida que se adopta ante la previsiĂłn de la llegada a la ciudad condal de personas violentas y antisistemas que de manera organizada tendrĂ­an la intenciĂłn de 'reventar' la cumbre, generando disturbios y destrozos como los que se han experimentado en Barcelona en las Ăşltimas concentraciones como la de la pasada huelga general del 29 de marzo.

En concreto, las mismas fuentes consultadas han precisado que las fuerzas de seguridad tienen informes que apuntan a la llegada de elementos descontrolados, especialmente desde Italia y Grecia.

El Departamento que dirige Jorge FernĂĄndez DĂ­az aĂşn no ha decidido la fecha exacta en la que se anularĂĄ el espacio Schengen, pero la previsiĂłn es que la medida perdure cerca de una semana en torno a la celebraciĂłn de la cumbre.

Primera vez desde 2004
Se tratarĂ­a de la primera vez que EspaĂąa suspende el espacio Schengen desde el aĂąo 2004 cuando se adoptĂł esta misma medida con motivo del enlace Real de los PrĂ­ncipes de Asturias en Madrid, tan sĂłlo un mes despuĂŠs de los atentados del 11-M.

AdemĂĄs de esta medida excepcional, la ciudad de Barcelona experimentarĂĄ un aumento considerable de la seguridad en sus calles con un refuerzo de la presencia policial. El Ministerio del Interior y la ConsejerĂ­a de Seguridad de la Generalitat de CataluĂąa que dirige Felip Puig trabajarĂĄn de manera coordinada durante esos dĂ­as.

Durante la cumbre del BCE se espera la presencia en Barcelona de mås de 20 personalidades extranjeras, entre ellos el presidente de este organismo, el italiano Mario Draghi, y el gobernador del Banco de Espaùa, Miguel Ángel Fernåndez Ordónez.