El Gobierno ahorrará 8.900 millones y recaudará 6.200 ante un déficit inesperado del 8 por ciento

Sube el IRPF y el IBI y recupera la deducción por vivienda

El Gobierno ha aprobado un conjunto de medidas que incluyen un acuerdo de no disponibilidad de gasto por valor de 8.900 millones y un aumento de ingresos de hasta 6.200 millones a raíz de algunos cambios fiscales que incluyen un alza temporal y progresiva del IRPF y del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que se ha producido una desviación "sustancial" en los objetivos de consolidación fiscal del anterior Gobierno y ha adelantado que el déficit público se situará en el 8% en 2011, dos puntos porcentuales por encima de lo previsto inicialmente.

Sáenz de Santamaría ha explicado que el anterior Gobierno no les dio esta información, pero no ha querido entrar en si les ocultó las cifras deliberadamente. "Lo pasado, pasado está", ha dicho tras asegurar que esta situación ha llevado al Ejecutivo de Rajoy a una circunstancia "excepcional y no prevista" que le ha llevado a tomar medidas "no deseadas" para reducir el déficit público y "tapar el agujero".

De hecho, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho que la cifra concreta no se conocerá hasta febrero, aunque lo más probable es que se produzca una "desviación relativamente menor" en el Estado, que la Seguridad Social entre en déficit y que la mayor desviación se produzca en las comunidades autónomas.

Aún así, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que a pesar de la "mala cifra", el Gobierno está convencido de que su rápida reacción supondrá un elemento "importante" en la generación de confianza.

Para hacer frente a esta desviación, el ministro de Hacienda ha anunciado cambios fiscales "temporales" y "progresivos" que afectarán a los "que más tienen" y con los que pretende recaudar entre 6.100 y 6.200 millones de euros.

En concreto, el Gobierno ha creado un recargo "temporal de solidaridad" en las rentas de trabajo y de capital. En las rentas del trabajo, el gravamen se aplicará a partir del mes de febrero en los diferentes estratos del IRPF.

IVA SUPERREDUCIDO Y DEDUCCIÓN POR VIVIENDA

Así, la cuota estatal sube en una escala del 0,75% para el primer nivel de renta hasta el 7% en el nivel más elevado, a partir de 300.000 euros de base liquidable. La subida se hará sólo en el tramo estatal, aunque la recaudación será compartida a través del fondo suficiencia.

En el IBI, se ha subido el tributo durante los dos próximos años para el 50% de las viviendas que son las que tienen un valor catastral superior a la media de cada municipio. De esta forma, el tributo no subirá para la gente con menos rentas y viviendas de menos valor, según ha dicho Montoro.

De la misma forma, ha extendido a todo 2012 el IVA 'superreducido' del 4% para la compra de vivienda nueva y ha recuperado la deducción para la vivienda en propiedad con efecto retroactivo desde 2010. En Impuestos Especiales, ha eliminado la bonificación al gasóleo profesional.

RECAUDACIÓN DE LOS IMPUESTOS

Todas estas decisiones aportarán 6.000 millones "con holgura", ya que la subida del IRPF aportará 4.111 millones de euros, mientras que el incremento de las rentas de capital aportará 1.246 millones; la subida del IBI, 918 millones; y la supresión de las deducciones del gasóleo profesional, 200 millones.

Montoro ha recordado que casi la mitad de la recaudación del IPRF va para las comunidades y que casi toda la del IBI va a las corporaciones locales, por lo que el Gobierno está tomando decisiones para mejorar también la financiación de las administraciones territoriales por la "grave" situación que atraviesan.

Según Montoro, el Gobierno ha decidido subir el IRPF y no el IVA porque considera que es el incremento "menos dañino" para el crecimiento económico y porque buscaba "equidad y neutralidad" económica tratando de no perjudicar al consumo. De hecho, De Guindos ha explicado que la equidad y la temporalidad de los cambios solo se puede garantizar a través del IRPF.

Por otro lado, el Gobierno ha aprobado un acuerdo de no disponibilidad de gasto por valor de 8.900 millones de euros que afectará a los distintos ministerios del nuevo Ejecutivo, principalmente a Fomento, Industria, Economía y Asuntos Exteriores.

RECORTE DEL GASTO "REALMENTE GRANDE"

Montoro ha admitido que se trata de una cifra "realmente grande y gruesa" como "nunca se ha hecho en la historia de la Hacienda Pública" española, aunque ha asegurado que es "verosímil y creíble", y ha destacado la implicación de "todos los departamentos ministeriales".

La cifra procede de todos los capítulos presupuestarios, es decir, tanto de los gastos financieros como de los no financieros. El Gobierno llevará a cabo una reducción de las estructuras administrativas (subsecretarías y direcciones generales) para reducir gastos en un 18,9%. En concreto, se eliminan 30 direcciones generales.

Además, se reduce en un 20% las subvenciones a partidos políticos para ahorra 29,68 millones; a sindicatos y organizaciones empresariales, para ahorrar 55 millones.

Así, el Ministerio Fomento ajustará su presupuestos en 1.612 millones de euros, el de Industria, Energía y Turismo en 1.091 millones de euros, el de Economía y Competitividad en 1.083 millones de euros el de Asuntos Exteriores y Cooperación en 1.016 millones de euros.

El ajuste en Educación, Cultura y Deporte alcanzará los 485 millones de euros, gracias ante todo a la decisión de suprimir el canon digital y reducir subvenciones al cine. Sanidad recortará 409 millones de euros y Defensa 340 millones de euros.

Por su parte, Hacienda y Administraciones Públicas recortará en 442 millones de euros, la "mayoría" procedente de RTVE, Empleo y Seguridad Social en 439 millones de euros y Agricultura y Medio Ambiente en 409 millones de euros.

RECORTE EN EL FONDO DE COMPENSACIÓN

Interior reducirá su presupuesto en 163 millones de euros, partida en la que se incluye la reducción en el 20% de las subvenciones a los partidos. De menor cuantía será el ajuste en Justicia, con 48,8 millones y Presidencia, con 19,6 millones de euros.

Además en el capítulo de gastos con diversos ministerios y relaciones con entes territoriales con 1.040 millones de euros. El Fondo de Compensación Interterritorial verá reducida su cuantía en 302 millones de euros.

Este acuerdo de no disponibilidad se incluye en la prórroga de los Presupuestos de 2011, que estarán vigentes hasta que en marzo de 2012 se presenten unas cuentas nuevas.

Montoro ha destacado que se trata de un ajuste sobre los Presupuestos de 2011, prorrogados para el comienzo del año, por lo que suponen un "puente" hasta que se presenten las cuentas para 2012, antes del 31 de enero, que se elaborarán en función de la situación económica y social y a la "altura" de las circunstancias.