El Gobierno actúa y 'cierra fronteras' en Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha por el virus de la lengua azul

(Foto: Chema Díez)

Por el momento, ni Salamanca ni Castilla y León registran ningún caso de esta enfermedad que ha repuntado en varias zonas de España.

 

¿QUÉ ES LA LENGUA AZUL?

 

La lengua azul o fiebre catarral ovina es una enfermedad incluida en el Código Sanitario para los animales terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y en la lista de enfermedades de declaración obligatoria de la Unión Europea.

 

Las medidas frente a esta enfermedad están reguladas por el Real Decreto 1228/2001, de 8 de noviembre, por el que se establecen medidas específicas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina o lengua azul, que incorpora al ordenamiento jurídico interno la Directiva 2000/75/CE del Consejo, de 20 de noviembre, por la que se aprueban disposiciones específicas relativas a las medidas de lucha y erradicación de la fiebre catarral ovina.

 

La lucha frente a los diferentes serotipos del virus de la lengua azul que han sido detectados en España se ha llevado a cabo mediante un programa de vigilancia, un programa de vacunación y el control de los movimientos de los animales sensibles.

 

Así, en la aplicación del programa nacional de vigilancia frente a la lengua azul se ha constatado en septiembre de 2014 la circulación del serotipo 4 del virus de la lengua azul fuera de los límites de la zona restringida para los serotipos 1 y 4.

 

Por ello resulta necesario ampliar la zona de restringida frente a los serotipos 1 y 4, y establecer las condiciones para el movimiento dentro y entre las nuevas zonas restringidas. En consecuencia, procede derogar la Orden AAA/570/2013, de 10 de abril, a fin de definir las nuevas zonas de restricción frente al virus de la lengua azul en España así como establecer los requisitos para el movimiento de animales dentro y entre estas zonas.

El sector del vacuno en algunas zonas de España vive amenazado por la expansión de la enfermedad de la lengua azul. De hecho, comunidades como Extremadura, Andalucía o Castilla -La Mancha han registrado numerosos casos en las últimas semanas que han provocado el 'cierre de fronteras' a otras zonas libres de la enfermedad para evitar su propagación.

 

De hecho, y ante esta situación, el Gobierno ha tomado medidas para proteger la cabaña ganadera española; no en vano, esta enfermedad tuvo mucha incidencia en Salamanca y Castilla y León hace varios años pero en la actualidad no se han registrado casos y la vacunación por este tipo de patologías animales se ha retirado, según revela el propio ministerio de Agricultura de manera oficial.

 

Por tanto, se entenderá como zona restringida frente a los serotipos 1 y 4 del virus de la lengua azul:

 

- Andalucía: las provincias de Huelva, Sevilla, Cádiz, Málaga y Córdoba, y, en la provincia de Jaén, las comarcas de Andújar, Linares y Jaén.

 

- Castilla-La Mancha: en la provincia de Ciudad Real las comarcas de Almadén, Almodóvar del Campo y Piedrabuena (antiguas comarcas de Piedrabuena y Horcajo de los Montes).

 

- Extremadura: en la provincia de Badajoz las comarcas de Castuera, Don Benito y Herrera del Duque.

 

Zona restringida frente al serotipo 1 del virus de la lengua azul: las ciudades de Ceuta y Melilla y el resto del territorio peninsular español.

 

Zona libre: las comunidades autónomas de las Islas Canarias y de las Islas Baleares.

 

Explotación vacunada: aquella explotación en la que, durante el último año, se ha llevado a cabo una vacunación y revacunación, en caso de primovacunaciones, de acuerdo a las especificaciones de la vacuna y que ésta haya alcanzado la totalidad de animales ovinos y bovinos mayores de 3 meses presentes en la explotación en la fecha de vacunación.

 

Partida de animales: aquellos animales objeto de movimiento que hayan permanecido un mínimo de 15 días en la explotación de origen.

 

REQUISITOS PARA LOS MOVIMIENTOS DE ANIMALES

 

"La autoridad competente autorizará el movimiento de animales de especies sensibles dentro de cada una de las zonas restringidas, así como desde la zona restringida frente al serotipo 1 hacia la zona restringida frente a los serotipos 1 y 4, tanto con destino vida como sacrificio, siempre y cuando los animales que deban trasladarse no muestren ningún síntoma de de la enfermedad el día del transporte", recoge el Boletín Oficial del estado (BOE) en la aplicación de esta normativa para el conjunto de España.

 

"La autoridad competente autorizará el movimiento de animales de especies sensibles desde explotaciones radicadas en la zona restringida frente a los serotipos 1 y 4 con destino a zona restringida frente al serotipo 1, siempre que ofrezcan las siguientes garantías de salud".

 

- Los animales para sacrificio no presenten signos clínicos en el día de su transporte.

 

- Los animales para vida cumplan una de las siguientes condiciones:

 

- Haber sido vacunados frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul y encontrarse en el período de inmunidad garantizado en las especificaciones de la vacuna.

 

- Proceder de explotaciones vacunadas frente al serotipo 4 del virus de la lengua azul.

 

- Que la partida de animales objeto de movimiento haya sido sometida a una prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) con resultado negativo en muestras de sangre obtenidas en un número de animales de la partida que garantice la detección de un 10% de prevalencia con un 95% de confianza, con un número máximo de 29 muestras por partida.

 

- Durante el periodo estacionalmente libre los animales de especies sensibles no presenten signos clínicos en el día de su transporte.

 

- Los animales de la especie ovina menores de 3 meses que sean trasladados a centros de tipificación, en los que permanezcan un máximo de 10 días garantizando durante su estancia la adecuada protección de los animales frente a los vectores y cuyo destino posterior sea el sacrificio inmediato, no presenten signos clínicos en el día de su transporte.

 

En este caso, la autoridad competente del lugar de origen notificará el envío de los animales a la autoridad competente de destino con una antelación mínima de 48 horas previas a la carga de los animales.

 

No obstante lo previsto en la disposición derogatoria única, hasta la declaración del próximo periodo estacionalmente libre del vector se mantienen las condiciones de movimiento establecidas en el artículo 4 del Orden AAA 570/2013, de 10 de abril, por la que se establecen medidas específicas de protección en relación con la lengua azul.