El Gobieno defiende la Norma y que las etiquetas solo mencionen el porcentaje de Ibérico

El Gobierno "no tiene previsto" modificar la normativa ya que considera que "el objetivo que debe conseguirse es precisamente dar a conocer al consumidor el porcentaje de raza ibérica del producto, no el de la otra raza que haya intervenido".

El Gobierno defiende que el nuevo sistema de etiquetado de los productos ibéricos (la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo) aprobado el pasado mes de enero sólo obligue a indicar el porcentaje de ibérico que contiene el producto porque ésa es la información "relevante" para el consumidor.

  

Así lo explica al diputado de UPyD en el Congreso Toni Cantó, para quien el nuevo sistema no soluciona los problemas de información que sufren los consumidores ya que "no establece una raza propia que recoja el resultado del cruce" de un puro ibérico con uno de raza Duroc, sino que califica este híbrido como 'raza integrada en España', a pesar de contar con "factores genéticos específicos que la desvinculan de la genuina y exclusiva estirpe ibérica".

  

Por ello, preguntaba al Ejecutivo si "considera que obviar deliberadamente una raza progenitora en favor de otra con claros objetivos comerciales sirve para mejorar la información del consumidor de este tipo de productos" y si tiene intención de modificar la normativa para que se tenga que "indicar de manera clara el porcentaje genético de ambos progenitores o establecer una nueva raza sintética para este cruce".

 

NO HAY TRADICIÓN

  

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Gobierno aclara que "el hacer referencia sólo al porcentaje de raza ibérica no obedece a una decisión deliberada de obviar una raza progenitora en favor de otra, sino a facilitar la información que para el consumidor es relevante, que en este caso es el porcentaje de raza ibérica".

  

"Si bien en otros sistemas de producción ganaderos no es habitual citar la raza ni existe tradición por parte del consumidor en interesarse por ella, no ocurre lo mismo con la carne y los productos elaborados del ibérico, en los que sí hay un interés por conocer si proceden de animales de raza ibérica y en qué porcentaje de la misma", continúa.

  

Así, añade, esa "gran importancia" que en el caso del porcino se da a la raza es por lo que "seguramente" se ha "generalizado" su uso desde hace bastantes años "para designar no sólo a los animales de raza pura y sus productos, sino también a los procedentes de cruces", con lo que la nueva regulación "garantiza una clara información al consumidor".

  

Por todo ello, el Gobierno "no tiene previsto" modificar la normativa ya que considera que "el objetivo que debe conseguirse es precisamente dar a conocer al consumidor el porcentaje de raza ibérica del producto, no el de la otra raza que haya intervenido", una información que "no es relevante al no haber sido nunca demandada por los consumidores que, por el contrario, sí han manifestado interés en conocer el porcentaje de raza ibérica".

 

AVANCE "DECISIVO"

  

De hecho, el Ejecutivo considera que esta nueva reglamentación del etiquetado de los productos ibéricos supone un "avance decisivo en la información del factor racial" con respecto a las normas anteriores, ya que obligará, a partir del 14 de diciembre, a que el porcentaje de raza ibérica figure en "un lugar visible" de las etiquetas y con un tamaño al menos del 75% del tamaño en el que está escrita la denominación de venta.

  

Además, el logotipo de 'raza autóctona' sólo podrá usarse en animales sin ningún tipo de cruce, y se introducen nuevos "requisitos más estrictos y claros" como la prohibición de usar imágenes, símbolos o menciones equívocos --como un dibujo de una dehesa cuando el animal es de cebo--; la prohibición de usar la denominación de venta de forma incompleta o añadiendo términos diferentes a los permitidos, o la obligación de colocar en las etiquetas las designaciones que componen la denominación de venta en un lugar destacado.

  

Todo ello sin contar con que el nuevo mecanismo obliga a utilizar una etiqueta negra si son ibérico puro alimentados con bellota, etiqueta roja si son parcialmente ibéricos y alimentados con bellota, etiqueta verde para los animales de cebo alimentados con pienso al aire libre y etiqueta blanca para los cerdos de cebo alimentados con piensos y cereales en recintos cerrados.