El Girona reitera que tanto Xerez como Racing propusieron amañar partidos

Asegura que fue el excapitán del Girona Dani Mallo el que le comunicó el pago de 120.000 por dejarse ganar. La investigación abierta, nuevo dificultad para la composición de los grupos porque supone un nuevo retraso. 
 

El presidente del Girona, Joaquim Boadas, confirmó los intentos de Xerez y Racing de Santander de amañar los partidos ante el equipo catalán y calificó todo el asunto como "un episodio triste del fútbol español".

 

El dirigente dio las gracias a Miguel Cardenal y Javier Tebas, presidentes del Consejo Superior de Deportes y de la Liga de Fútbol Profesional, porque le hayan "apoyado en un momento triste y difícil del Girona".

 

"El Girona se ha visto envuelto en unas circunstancias sin buscarlo en ningún momento y esto es un episodio triste del fútbol español porque desvirtúa la competición", aseguró Boadas, al que le entristeció "profundamente vivir estos dos episodios" con el Xerez y el Racing y que cree que "circunstancias como éstas acabarán con el fútbol".

 

Así, indicó que en el caso del Xerez, fue el excapitán del Girona Dani Mallo el que le comunicó el pago de 120.000 euros por dejarse ganar, aunque tenían "una contraprestación mayor" de otros rivales si ganaban. "Le dije que no teníamos dinero porque somos un club humilde y pequeño y que aunque lo tuviéramos no pagaríamos", afirmó, calificando de "impropia" la celebración de los futbolistas del conjunto andaluz por su victoria en Montilivi por 2-4.

 

En cuanto al Racing, confirmó que le visitaron el 2 de julio el presidente y el expresidente del club cántabro, más un representante de los jugadores, que les propusieron la firma de un contrato, "falso en cuanto a fecha y contenido" y que decía "lo contrario" a lo que alegaron en los diferentes recursos para que no les quitaran los tres puntos por una supuesta alineación indebida ante el equipo montañés en su victoria por 0-1. En caso de haber aceptado, el Racing podría haber recuperado tres puntos con la Liga Adelante acabada y superar al Real Murcia, en la categoría de Plata por el descenso administrativo del CD Guadalajara.

 

"Nos ofrecieron firmarlo y a cambio ceder un jugador (Albert Dorca) que nos interesaba, al cual aprovecho para desvincular porque es un convidado de piedra, y otras compensaciones. No nos interesaba y les dimos largas", aseveró Boadas, que opinó que lo sucedido "es un fraude al aficionado en general".

 

Por su parte, Miguel Cardenal, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), recalcó que el mandatario del equipo catalán les "reveló" a él y a Javier Tebas "unas circunstancias en las que había participado" y que por ello le insistieron en que "debía ponerlo en conocimiento de los órganos competentes para perseguir este tipo de actuaciones".

 

"Como no es frecuente que este tipo de actuaciones se pongan en conocimiento, puso alguna reticencia, pero le hicimos ver que era su obligación y que si hacía lo correcto, le respaldaríamos en esa comunicación y para que nadie pudiera tomar represalias. No podemos tolerar actuaciones contrarias a la integridad deportiva, debemos tener un fútbol profesional limpio y que no sea contrario a los valores más genuinos al deporte. Esta comparecencia es una llamada a todos sus integrantes", subrayó Cardenal.



 

Noticias relacionadas