El gasto medio por alumno de la pública es de 822 euros y de 3.627 en la privada

La enseñanza universitaria es la que generó un mayor gasto por alumno, tanto en aulas públicas (1.339 euros por alumno).

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS)

 

   El gasto medio por alumno fue de 822 euros en aulas públicas durante el curso 2011-2012, el 42,7 por ciento del gasto en enseñanza reglada, mientras que el 21,6 por ciento los que estudiaron en aulas privadas concertadas (1.549 euros por alumno) y el 35,7 por ciento restante los que lo hicieron en aulas privadas sin concierto (3.627 euros por alumno).

 

   Así se desprende de la 'Encuesta sobre el Gasto de los Hogares en Educación' 2011-2012, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), donde también se reseña que los hogares españoles gastaron en bienes y servicios relacionados con los estudios reglados 13.142 millones de euros, 1.319 euros por estudiante, durante el curso académico 2011-2012, mientras que en las no regladas (aquellas con programas no oficiales de enseñanza) el gasto fue de 376 millones (484 euros por estudiante).

 

   En el curso 2011-2012 cursaron estudios de enseñanzas regladas cerca de 10 millones (9,96 millones) de alumnos, de los que el 68,6 por ciento acudió a aulas públicas, el 18,4 por ciento a aulas privadas concertadas y el 13 por ciento a aulas privadas no concertadas. En enseñanzas no regladas se registraron casi 777.000 estudiantes.

 

   En concreto, la enseñanza universitaria es la que generó un mayor gasto por alumno, tanto en aulas públicas (1.339 euros por alumno), como en aulas privadas sin concierto (5.664 euros por alumno). Mientras, en las aulas privadas concertadas, el nivel más caro fue la Educación infantil de segundo ciclo con 1.765 euros por alumno (en la enseñanza universitaria no existe el concierto).

 

   En el otro extremo, los niveles educativos con gastos más bajos por alumno correspondieron, en las aulas públicas, a las enseñanzas del régimen especial de grado elemental y medio (234 euros); en las aulas privadas concertadas a la formación profesional de grado medio (787 euros); y finalmente en las aulas privadas sin concierto a la educación infantil de primer ciclo y guarderías (2.143 euros).

 

CICLOS FORMATIVOS

 

   Por ciclos formativos, en Educación Infantil de primer ciclo (0 a 2 años), el número de niños matriculados en el primer ciclo, incluyendo las guarderías, se situó en 900.848 niños, de los que el 31,6 por ciento figuraba en el sistema público y el 68,4 por ciento en el privado sin concierto (este nivel no se imparte en aulas privadas concertadas).

 

   En las aulas públicas las clases lectivas costaron 388 euros por alumno y curso y en las privadas sin concertar, 1.308 euros. Asimismo, el 57 por ciento de los niños utilizó el servicio de comedor escolar. El gasto medio que supuso este servicio para cada usuario fue de 620 euros anuales en las aulas públicas y de 921 euros en las privadas.

 

   Al segundo ciclo de educación infantil (3 a 5 años) asistieron casi 1,2 millones de alumnos, de los que el 65,4 por ciento a aulas escolares públicas, el 29,3 por ciento a privadas concertadas y el 5,3 por ciento a privadas sin concierto. El total del gasto estuvo bastante repartido entre los distintos bienes y servicios educativos.

 

   En las aulas públicas las clases lectivas fueron gratuitas. En cambio, en las concertadas el gasto fue de 509 euros y en las privadas sin concierto de 2.658 euros. De hecho, el 42,6 por ciento de los niños utilizó el servicio de comedor escolar, con un gasto medio de 573 euros en las aulas públicas, 940 euros en las privadas concertadas y 1.091 euros en las privadas sin concierto.

 

   En cuanto a la Educación Primaria, este ciclo fue el de mayor afluencia de alumnos, con un total de 2,8 millones, donde el 68,4 por ciento lo cursó en aulas escolares públicas, el 26,5 por ciento en las concertadas y el 5,1 por ciento en privadas sin concierto. Al ser un nivel de enseñanza obligatoria, las clases lectivas en aulas públicas fueron gratuitas.

 

   En las privadas con concierto, las clases lectivas tuvieron un coste medio de 298 euros por alumno, importe que correspondió exclusivamente a enseñanzas complementarias de carácter voluntario, donaciones. En las aulas privadas sin concierto, el coste medio por alumno ascendió a 3.109 euros.

 

   En las aulas públicas el porcentaje de usuarios fue del 36,9 por ciento con un gasto medio de 529 euros; en las aulas concertadas de un 44,9 por ciento (845 euros) y en las privadas sin concierto un 82 por ciento (1.189 euros).

 

EDUCACIÓN SECUNDARIA

 

   Por su parte, la Educación Secundaria Obligatoria (ESO, incluyendo el régimen de adultos y la educación especial equivalente) ocupó la segunda posición en cuanto a número de alumnos, más de 1,9 millones, de los que el 66,9 por ciento acudió a aulas públicas, el 28,9 por ciento a privadas con concierto y el 4,2 por ciento a privadas sin concierto.

 

   El importe de las clases lectivas tuvo un comportamiento similar al de primaria, al tratarse de otro nivel obligatorio. En las aulas públicas fueron gratuitas y, en las privadas con concierto, las clases lectivas tuvieron un coste medio de 276 euros por alumno, importe que correspondió exclusivamente a enseñanzas complementarias de carácter voluntario o donaciones. En las aulas privadas sin concierto el coste medio por alumno ascendió a 2.877 euros.

 

   En Bachillerato, más de 640.000 estudiantes lo cursaron entre 2011 y 2012 (incluyendo el régimen de adultos, la educación especial equivalente y tasas académicas como las de selectividad), siendo el 74,3 por ciento en aulas escolares públicas, el 10,8 por ciento en aulas privadas concertadas y el 14,9 por ciento en privadas no concertadas.

 

   Dentro de la estructura del gasto, el mayor peso correspondió a las clases lectivas (40,5 por ciento) seguido del material escolar (22 por ciento). Asimismo, el coste de las clases lectivas fue prácticamente nulo en aulas públicas (32 euros por alumno), de 548 euros en las privadas concertadas y de 2.915 euros en las privadas no concertadas.

 

   Finalmente, en Enseñanza universitaria, la encuesta estimó en casi 1,5 millones, los alumnos universitarios, donde la mayor parte se matriculó en universidades públicas, el 84,7 por ciento (este nivel no se imparte en aulas privadas concertadas). En este sentido, el 73,6 por ciento del total del gasto dedicado a la universidad se destinó a las clases lectivas, el 14,7 por ciento al pago de alguno de los servicios complementarios (la residencia representó el 94,7 por ciento).

 

   El gasto medio en clases lectivas de los estudios universitarios fue el más elevado tanto en aulas públicas (854 euros) como en privadas (4.901 euros). El 5,4 por ciento de los estudiantes universitarios utilizó el servicio de residencia lo que implicó un gasto de 4.931 euros medio para cada residente. Uno de cada cinco estudiantes, además, asistió a clases de apoyo fuera de la universidad con un gasto medio por usuario de 700 euros. Cada alumno gastó una media de 83 euros en libros y elementos de papelería.