El futuro de Segunda B... ¿pasa por seis grupos de 16 equipos?

(Foto: Chema Díez)

La Real Federación Española de Fútbol lleva varios meses barruntando la idea de ampliar los grupos y disminuir los equipos en cada uno de ellos para abaratar los costes y provocar menos caos económico en la categoría.

La categoría de bronce del fútbol español, Segunda B, atraviesa por una situación crítica, acumulando muchos impagos, deudas y con clubes que se ven abocados al descenso de categoría o a la desaparición, con conjuntos de Primera y Segunda que ya comienzan a ver también las 'orejas al lobo'.

 

Ante esta situación, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) lleva varios meses estudiando una posible reestructuración de la categoría, con el único objetivo de hacerla viable para los equipos y que estos reduzcan costes al máximo para poder subsistir con presupuestos ya de lo más austeros.

 

Por tanto, la propuesta que está encima de la mesa, y que en caso de aplicarse, se hará dentro de uno o dos años, se centra en la ampliación de los grupos y de los equipos, para contar con menos en cada uno de ellos.

 

De hecho, el proyecto de la RFEF se centra en ampliar de cuatro a seis los grupos en Segunda B, de modo que cada uno de ellos estaría formado por 16 equipos en lugar de los 81 actuales (contando con el Orihuela y sin que se produzcan más alteraciones).

 

Esta situación provocaría efectos positivos en la economía de cada uno de los clubes ya que permitiría el ahorro de costes por desplazamientos al agruparse más equipos de la misma zona y ahorraría costes en los arbitrajes porque el número de partidos es menor, reduciendo así cualquier tipo de desembolso extra.

 

Así las cosas, los clubes tendrían que seguir cotizando del mismo modo a la Seguridad Social, pero trabajarían con mejores garantías a la hora de fijar un presupuesto, en la mayoría de los casos muy austero.

 

No obstante, también hay voces contrarias que señalan que esta ampliación de grupos y equipos provocaría la entrada de conjuntos de Tercera que quizá no poseen la entidad ni la capacidad económica necesarias para competir en una categoría como Segunda B. De seguir adelante con este proyecto se implantaría en el plazo de uno o dos temporadas más.