El fútbol no hace justicia con un Santa Marta que huele a descenso

NO TUVO SUERTE. Cuajó un buen partido ante la Ponferradina B, pero perdió víctima de su falta de puntería. NEGRO HORIZONTE. A falta de seis jornadas está a doce puntos de la zona de la salvación
ángel sánchez
Solo un milagro puede evitar el descenso del Santa Marta a categoría regional a falta de seis jornadas para la conclusión del campeonato. Ayer se repitió la misma historia que tantas veces ha sucedido esta temporada. El equipo tormesino jugó bien al fútbol y tuvo ocasiones de gol, pero le falló la pegada y finalmente, víctima de la ansiedad, se vino abajo y terminó siendo derrotado por una Ponferradina B que hizo pocos méritos para llevarse los tres puntos.

En la primera parte, el Santa Marta mostró un nivel muy superior al que refleja su situación de colista en la tabla. Movió bien el balón y se acercó con mucho peligro a la meta defendida por Omar. Pero le faltó lo más esencial y lo que da sentido a este deporte: el gol.

Palomi estuvo muy cerca de inaugurar el marcador en el Alfonso San Casto en el minuto 18. Superó con su disparo al guardameta visitante, pero la defensa evitó que el balón se colara en su portería. Después apareció Ito por su banda. El extremo, que fue una pesadilla para la zaga de la Ponferradina, realizó una excepcional jugada y centró para Víctor Abajo, que no acertó a realizar un buen remate. Después, nuevamente Ito volvió a rondar el gol. Lanzó de forma sobresaliente una falta, pero Omar evitó la diana tormesina con una gran parada.

Y la primera parte murió sin que el fútbol hubiera hecho justicia con el Santa Marta.

El segundo acto comenzó con el mismo guión. Ito realiza una muy buena internada por su banda, pero su centro no encuentra un rematador que haga subir al marcador el primer tanto local.

El partido pasaba y el 0-0 se mantenía inamovible. Poco a poco, el Santa Marta bajaba enteros y la Ponferradina B se animaba a lanzarse al ataque. Y en el minuto 68 llegó el mazazo para los locales. Moisés, tras un contragolpe, adelantaba a la Ponferradina B. El equipo salmantino trató de sacar fuerzas de flaqueza, pero el golpe había sido demasiado fuerte y terminó perdiendo.