El fuego originado en una vivienda se salda con una mujer de 73 años intoxicada

Ciudad Rodrigo. Las hipótesis apuntan a un fallo en el cable de un brasero, que prendió unas faldillas. Hospital. La afectada necesitó asistencia médica
e. g.

Una mujer de 73 años resultó ayer intoxicada tras el incendio originado en su vivienda, en el municipio de Ciudad Rodrigo, según informaron el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 y los Bomberos de dicha localidad.

El fuego se originó en torno a las 15.30 horas, en una vivienda ubicada en la calle Peramato, a la altura del número tres. Al parecer, dos hombres que se encontraban tomando algo en la terraza de un bar fueron los que, tras observar que salía humo de un edificio de dos plantas, dieron aviso a los Bomberos.

Además, otro de los viandantes que pasaban por el lugar en el momento de los hechos no dudó en escalar por la fachada hasta la primera planta con el objetivo de romper una de las ventanas del balcón, aunque debido al intenso humo tuvo que desistir, según señaló la agencia Efe.

Los dos hombres que observaron el humo pudieron acceder al interior de la vivienda después de solicitar a una vecina que abriera la puerta del inmueble. En el interior encontraron a la mujer entre el intenso humo.

Hasta el lugar se trasladaron seis efectivos de los Bomberos de la Diputación, quienes procedieron a apagar el fuego que se había originado en un dormitorio y en una sala, así como a ventilar el resto de las habitaciones, inundadas de humo.

Durante más de dos horas permanecieron los efectivos en el lugar, ya que las llamas, que comenzaron en una mesa con faldillas –las primeras investigaciones apuntan a un fallo en el cable eléctrico de un brasero como causa del fuego– se propagaron de inmediato por el resto de la habitación, calcinando las cortinas, varios sillones, la lámpara y hasta el televisor. De modo que dicha habitación quedó parcialmente calcinada, con el mobiliario dañado, así, como el resto de las dependencias, debido al intenso humo.

En el interior del edificio se encontraba una mujer de 73 años de edad que resultó intoxicada debido a la humareda, necesitando la atención de los servicios sanitarios.

Tras recibir el aviso, el Servicio de Emergencias Sanitarias envió una UVI móvil, que atendió a la afectada, una mujer de 73 años, cuya identidad responde a las iniciales T.G.A. Tras la primeras atenciones, la afectada fue trasladada en UVI móvil al complejo Asistencial de Salamanca, edificio Virgen de la Vega.