El fuego arrasó más de 560 hectáreas durante el verano en Salamanca en los 200 incendios declarados

(Foto: Chema Díez)

La provincia es la segunda de Castilla y León donde más incendios se declararon solo superada por León.

 

OPERATIVO AUTONÓMICO

 

El operativo contra incendios forestales de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente está constituido por 4.102 profesionales: 194 técnicos, 2.232 trabajadores de la Junta de Castilla y León (agentes medioambientales, celadores, y otro personal), 1.075 trabajadores de cuadrillas de tierra, 452 trabajadores de cuadrillas helitransportadas y 149 profesionales de medios aéreos y retenes de maquinaria pesada.

 

El operativo de incendios cuenta con 196 puestos de vigilancia, 196 autobombas, 174 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 20 retenes de maquinaria y los medios aéreos de la Junta de Castilla y León y de MAGRAMA.

La Junta de Castilla y León ha presentado el balance de los incendios que han tenido lugar en la Comunidad este verano. En él se aprecia un descenso del 27% en el número total de incendios, con respecto al último decenio, una bajada del 77% en cuanto a superficie forestal afectada y una disminución también del 77% en cuanto a superficie arbolada afectada. El descenso en afección de superficie arbolada es del 66% con respecto a 2013 (1.099 hectáreas arboladas frente a 3.195 hectáreas el año pasado).

 

Y Salamanca, por desgracia, juega un papel importante en este apartado (pese a que los datos son más positivos) ya que es la segunda provincia de Castilla y León con mayor número de fuegos declarados, con 200 y una superficie arrasada de más de 560 hectáreas.

 

No en vano, así se consolida la eficacia y rapidez del operativo al quedarse en conato el 68 % del total de incendios, es decir, dos de cada tres incendios afectan a menos de una hectárea. Las provincias de León, Salamanca y Zamora concentran el mayor número de incendios forestales. En 2014 no ha sido necesaria la intervención de la UME en ningún incendio forestal.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha presentado esta mañana el balance de la campaña contra incendios forestales del año 2014, que en términos generales arroja un descenso del 61% de superficie forestal afectada con respecto al año anterior-4.504 hectáreas frente a 11.562 del año 2013- y un descenso del 77% con respecto a la media del decenio anterior, convirtiéndose esta campaña en la mejor de los últimos diez años respecto a superficie forestal.


En cuanto a superficie arbolada, el descenso con respecto al año pasado es del 66%-1.099 hectáreas arboladas frente a 3.195 hectáreas del año 2013- y de un 77% respecto a la media del último decenio (4.751 hectáreas). El año 2014 es el segundo mejor año de la historia del último decenio en lo que se refiere a superficie arbolada.
 

Aunque el número total de incendios forestales se ha incrementado un 16% con respecto al año pasado -1.323 incendios frente a 1.143 de 2013-, la eficacia y la rapidez de la actuación del operativo se ha incrementado, pues el 68% del total han resultado ser conatos, es decir, afectan a menos de una hectárea.

 

 

El balance de la campaña contra incendios 2014 revela que un total de 895 incendios afectan a menos de una hectárea, es decir, más de dos de cada tres incendios se han quedado en conato, un 13% más que en la media del decenio anterior, siendo 2014 el mejor año de los últimos diez.

 

El operativo contra incendios forestales de la Junta de Castilla y León ha intervenido en un total de 1.759 incendios- 1.323 forestales y 436 incendios no forestales-. En el caso de los incendios no forestales se ha actuado en colaboración con las diputaciones y ayuntamientos, siendo la mayoría de estos fuegos de carácter agrícola.



CAUSAS Y LOCALIZACIÓN DE LOS INCENDIOS

 

Del cómputo global de incendios forestales, sólo el 5% se deben a causas naturales derivadas de la actividad tormentosa de este verano. El resto de los incendios forestales son causados por la acción del hombre por accidente, negligencia o intencionalidad. El 50% de los incendios son de carácter intencionado, el 41% por negligencia y accidentes, el 2% por reproducción y el resto de origen desconocido.

 

La provincia de León concentra el 24% de los incendios (316 incendios), seguida de Salamanca, Zamora, Ávila y Burgos. Además, León concentra el 34% de la superficie forestal quemada (1.552 hectáreas) seguida de Burgos, Zamora y Salamanca. Burgos concreta el 48% de la superficie arbolada quemada (527 hectáreas) seguida de León y Zamora.

 

Por su parte, Palencia, Segovia, Soria y Valladolid han tenido menos de 100 incendios y Palencia, Soria y Valladolid menos de 100 hectáreas quemadas.

 

En 2014 sólo se ha producido un ‘gran’ incendio forestal, es decir, un incendio que supere las 500 hectáreas forestales. Se trata del incendio de Mecerreyes, en Burgos, con un total de 771,71 hectáreas de las que 494,36 hectáreas constituyen superficie arbolada y el resto matorral, pasto y no forestal.

 

En 2013 se produjeron cinco grandes incendios forestales en las provincias de Ávila, León y Zamora, con una superficie global afectada de 5.768 hectáreas de las cuales 2.296 fueron arboladas.



INTERVENCIONES FUERA DE LA COMUNIDAD
 

Desde Castilla y León se mantiene una estrecha colaboración con todas las administraciones en materia de incendios. Así, este año el operativo contra incendios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha participado en 20 intervenciones fuera de la Comunidad, el 50 % han sido en Portugal (diez intervenciones) y el resto corresponden a Extremadura (tres), Cantabria (dos), Madrid (dos), Castilla-La Mancha (dos) y País Vasco (uno). Por otro lado, se han producido cinco intervenciones de otras comunidades autónomas en Castilla y León: dos de Extremadura, una de Madrid, una de La Rioja y una de Castilla-La Mancha.

 

Se han empleado medios aéreos en 505 incendios, el 38% del total. Los medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, han participado muy activamente, trabajando en 71 incendios, un 5% del total. La UME (Unidad Militar de Emergencias) no ha intervenido en ningún incendio.

 

Además, se han declarado 15 incendios de nivel 1 y un incendio de nivel 2, por debajo de la media del último decenio.