El fuego arrasa 26.785 hectáreas en lo que va de año, la cifra más baja de la última década

Además, es seis veces menor que el área que se vio afectada durante estos ocho meses del año pasado cuando quedaron arrasadas 166.295 hectáreas, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Un total de 26.785 hectáreas de superficie forestal se han quemado desde el principio de 2013 y hasta el 18 de agosto, lo que supone la cifra más baja registrada, durante el mismo periodo, en los últimos diez años; en concreto, supone tres veces menos que la extensión medida de los últimos diez años (con 94.513 hectáreas quemadas). Además, es seis veces menor que el área que se vio afectada durante estos ocho meses del año pasado cuando quedaron arrasadas 166.295 hectáreas, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

 

   En relación a la cantidad de conatos --que afectan a menos de una hectárea-- y la proporción de éstos que se propagaron hasta formar un incendio --el fuego quema más de una hectárea-- el balance también resulta positivo respecto al año anterior y a la media de la década. Así, hasta la fecha, tres cuartas partes de los fuegos iniciados se pudieron reducir antes de que alcanzaran la categoría de fuego, frente al 63 por ciento de 2012 y de la media desde 2003.

 

   Además, los ocho grandes incendios registrados en este periodo --que no contabilizan los últimos episodios de Orense y Zamora--, contrastan con los 30 del mismo periodo en la campaña de incendios pasada.

 

   Así, la superficie de la superficie afectada representa un 0,097 por ciento del territorio español, de la que 20.916 hectáreas corresponde a vegetación leñosa y 5.868 hectáreas de pastos y dehesas.

 

   Respecto al ámbito geográfico afectado por los siniestros, el 44 por ciento se dieron en el noroeste peninsular, el 33 por ciento en las comunidades autónomas del interior de la Península, el 22 por ciento en la vertiente mediterránea y el 2 por ciento en las Islas Canarias.

 

   Asimismo, la superficie forestal afectada pertenece en un 43 por ciento de las hectáreas totales a las comunidades de interior peninsular, en un 37 por ciento al noroeste de la Península, en un 19 por ciento al Mediterráneo y en un 1 por ciento al archipiélago canario.

 

   Finalmente, el mapa de los niveles de riesgo de incendios previstos, elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), alerta para este lunes de que zonas del tercio occidental de la península, a excepción del extremo norte, pueden tener riesgo extremo por fuegos. Esta situación es especialmente delicada en las provincias de Lugo, Orense y Pontevedra.