El FROB anuncia un instrumento para beneficiar a preferentistas de Ceiss si prospera la integración con Unicaja

Alfonso Cárcamo y Antonio Carrascosa, en la rueda de prensa ofrecida en Valladolid. Foto: BORIS GARCÍA

El Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) ha anunciado la puesta en marcah de un instrumento para compensar a los preferentistas de Ceiss quepodrían recuperar hasta el 90% de su inversión por diferentes cauces si prospera la integración en Unicaja.

El FROB ha buscado un mecanismo que permita eliminar uno de los principales obstáculos en el proceso de integración de Banco Ceiss (Caja España-Duero) y Unicaja. Si este lunes la entidad malagueña anunciaba que no asumiría cantidad alguna para compensar a los afectados, la reacción del organismo al día siguiente ha sido fulminante.

 

El FROB ha aprobado un procedimiento de revisión de la comercialización de las participaciones preferentes y deuda subordinada de Banco Ceiss, de tal forma que permite a los minoristas que hayan aceptado la oferta de Unicaja obtener una protección similar a la que ya han conseguido otros inversores de estos productos considerados híbridos de las entidades nacionalizadas si prospera la operación de integración con Unicaja.

 

A grandes rasgos, esta operación aprobada por la Comisión Rectora del FROB estará sometida al análisis de un experto independiente (PWC) que, en función del perfil de los preferentistas  y sus circunstancias, revisará toda la documentación para evaluar la compensación de la inversión. Este mismo martes, el FROB tenía previsto incluir en su página web ejemplos prácticos para guiar a los ahorradores hacia lo que se considera como una solución transparente aportada por el Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria. En función de diferentes baremos, los ahorradores podrían recuperar hasta el 90% de su inversión sumando diferentes factores: los intereses que haya podido recibir desde que realizó el depósito, el valor de su futuro título en Unicaja Banco y el dinero que le aportará el FROB a través de la entidad bancaria correspondiente.

 

El FROB destinará a este instrumento 200 millones de euros. Según su director general, Antonio Carrascosa, una cantidad sensiblemente inferior a los 800 millones que podría costarle al organismo “de no llevarse a cabo la operación con Unicaja”. En ese caso, el FROB debería asumir el control de Ceiss que pasaría a ser nacionalizada.

 

Este mecanismo que ha explicado este martes Carrascosa en Valladolid acompañado del director jurídico del FROB, Alfonso Cárcamo, puede afectar a 35.000 beneficiarios que disfrutarán de un proceso totalmente gratuito, importante elemento diferenciador con respecto a los procesos jurídicos puestos en marcha, y rápido porque a los 20 días de plazo para su puesta en marcha y otros 15 más destinados a la presentación de solicitudes, se estima que el asesor externo podría tardar en resolver los expedientes en un tiempo máximo de dos meses si se han cumplido todos los requisitos solicitados. El primero, ajeno a los ahorradores, que se haga realidad la integración de Ceiss en Unicaja Banco. 

 

¿Y qué pasará con aquellos inversores que no quieran acudir al canje? Según Antonio Carrascosa, se quedarían en la situación actual con un título del Banco Ceiss.

 

El FROB insiste en la claridad de la operación y en su doble interés de hacer “justicia material e igualitaria con referencia otros procesos similares seguidos por preferentistas de otras entidades (en este caso Bankia, Caixa y Nova Caixa Galicia) y apoyar la resolución por la vía ordenada minimizando costes al contribuyente”, según sus responsables.

 

En el fondo de este instrumento, el tortuoso proceso entre Ceiss y Unicaja que, a juicio de Antonio Carrascosa, debería concretarse siguiendo el diseño “del plan estratégico que se trazó en su momento”. De lo contrario, el FROB asumiría su participación en la entidad absorbida (Caja España-Duero) “y veríamos que se hace con ella”, según Carrascosa que insistió en que una liquidación “tiene un coste mayor”

Noticias relacionadas