El Fogasa reduce su gasto por primera vez desde 2011 en el primer trimestre del año

(Foto: I. Calle)

Presenta su indicador más bajo en marzo de 2013 en número de expedientes, empresas y pagos de salarios e indemnizaciones.

El primer trimestre del año 2013 presenta datos más alentadores para el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) en gastos, expedientes tramitados y número de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) o despidos por diferentes motivos.

 

Así lo indican los datos del Servicio Público de Empleo (SEPE), que reflejan además que la sangría del primer trimestre del pasado año 2012 se ha frenado con claridad en este apartado en Salamanca, adelgazando unos registros que se habían disparado.

 

De este modo, el acumulado de los meses de enero, febrero y marzo de 2013 refleja que el Fogasa tramitó 266 expedientes de 194 empresas con un total de 430 trabajadores afectados, con un gasto de 710.600 euros en salarios y 1,87 millones de euros en indemnizaciones para un desembolso total de 2,57 millones.

 

Estos datos contrastan con los del ejercicio 2011, ya que en los primeros tres meses de ese año, el Fogasa ‘sufrió’ de lo lindo, tramitando 405 expedientes laborales pertenecientes a 245 empresas y con 557 trabajadores afectados. El gasto en salarios ascendió a 907.000 euros y el de indemnizaciones a 1,91 millones para una cifra total de 2,82 millones.

 

Pero sin duda, el peor primer trimestre se registró en el pasado año 2012, cuando la economía salmantino sufrió un mayor revés con unos  datos del paro escalofriantes. Así, el Fogasa registró 407 expedientes con 270 empresas afectadas y 736 trabajadores que se vieron obligados a demandar sus servicios, con un gasto en salarios de 1,13 millones y en indemnizaciones de 2,17, para un total de 3,301 millones de euros, terminando el año con la cifra más alta de la historia de Salamanca con 14,6 millones de euros.

 

Por último, muy lejos quedan ya las cifras de 2010, aun así elevadas, con un gasto de 1,31 millones y 455 trabajadores afectados en los tres primeros meses del año.