El Fogasa debe 1,4 millones de euros a más de 2.200 trabajadores en Salamanca

CCOO y UGT protestaron a las puertas del Fogasa en Salamanca (Foto: Chema Díez)

Decenas de afiliados a los sindicatos CCOO y UGT se manifestaron a las puertas del Fogasa en la capital salmantina para denunciar el "abandono" en los expedientes y en los pagos a los trabajadores.

'Arruinados por la empresa. Maltratados por el Fogasa'. Éste ha sido el lema utilizado por los sindicatos CCOO y UGT en su protestas ante la situación por la que atraviesa esta organismo y que "pagan los trabajadores de Salamanca que se ven afectados por su empresa y por el Fogasa que no les paga lo que se les adeuda".

 

Así lo ha indicado el secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez, quien ha denunciado además que esta protesta tiene "una vertiente práctica que afecta a los trabajadores maltratados por su empresa y ahora también por el Fogasa desde el 1 de octubre de 2013".

 

Desde los sindicatos han propuesto al Gobierno el cambio del funcionamiento de este organimso, "pero ha hecho caso omiso a nuestro planteamiento ya que desde octubre del pasado año se ha externalizado la contratación con una empresa a la que se le entregan 913 expedientes, que a día de hoy están paralizados. Pero todos los expedientes que se ingresaron después, por la efectivdad de los trabajadores de Salamanca se pagaban antes que los anteriores", indicó.

 

(Foto: Chema Díez)

 

Además, Pérez aseguró que la consecuencia de esto es que se han paralizado todas las resoluciones, y a día de hoy "esos expedintes están retenidos en Madrid con una estimación de más de 2.200 trabajadores afectados y 217 expedientes que aún no se han abonado por importe de más de1,4 millones de euros".

 

Por este motivo, desde CCOO y UGT "hemos pedido un aumento de la plantilla y eliminar la tramitación a través de una empresa externa, con una persona que sirva de apoyo a los cuatro trabajadores que hacen horas extra que no se compensan y sufren las decisiones que toma el Gobierno".

 

Por úiltimo, Emilio Pérez avisó que hay intentos de "agresión y amenazas por parte de los más de 2.200 trabajadores pendientes desde hace un año a los empleados del Fogasa, algo que censuramos pero que deja a las claras la actitud del Gobierno".