El fiscal no cree que sea un atentado terrorista y dice que se oye respirar al copiloto hasta el final

El fiscal de Marsella, Brice Robin, encargado de la investigación del accidente del avión de Germanwings ha afirmado este jueves que en estos momentos "no hay nada que haga pensar en un atentado terrorista".

Robin ha responsabilizado al copiloto, al que ha identificado como Andreas Lubitz, de 28 años, de haber estrellado "intencionadamente" el aparato después de quedarse al mando del mismo tras abandonar la cabina el piloto y ha indicado que estaba vivo hasta que se produjo la colisión contra el suelo.