El fiscal eleva a asesinato el crimen por agravantes de alevosía y parentesco

El fiscal encargado del proceso por el crimen de la niña Asunta Basterra Porto, encontrada muerta en una pista forestal del municipio coruñés de Teo, ha elevado este viernes la tipificación de homicidio a asesinato al entender que existen las agravantes de alevosía y parentesco.

 

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG), en la comparecencia celebrada este viernes en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, el fiscal, tras hacer un relato de los hechos, "los ha calificado de asesinato al entender que existen las agravantes de alevosía y parentesco".

 

El fiscal de esta causa ha solicitado también que se prorrogue un mes más el secreto de las actuaciones, petición que el magistrado del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, José Antonio Vázquez Taín, ha aceptado, pese a que las defensas se opusieron al mantenimiento del secreto.

 

Los padres de Asunta habían sido trasladados en la mañana de este viernes desde la prisión coruñesa de Teixeiro a los juzgados compostelanos para participar en la comparecencia en la que el juez les comunicó que el procedimiento seguirá la Ley del Tribunal del Jurado y, por tanto, será un jurado popular el encargado de juzgar el crimen de la niña.

 

Los padres adoptivos de la menor de origen chino, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, permanecerán en prisión provisional después de que la Audiencia Provincial de A Coruña desestimase los dos recursos presentados por ambos contra el auto dictado por el juez instructor.

 

RECOGIDA DE "ALGUNOS OBJETOS"

 

Al finalizar la comparecencia de este viernes tanto el juez, como los imputados y sus abogados se desplazaron a la casa situada en Teo (A Coruña), heredada de sus padres por Rosario Porto, para proceder a un nuevo registro de la vivienda, que finalizó sobre las 15.45 horas, tras algo menos de tres horas, orientado a "recoger algunos objetos", según ha indicado el Tribunal Superior de Justiza de Galicia (TSJG).

 

Esta casa familiar ya había sido objeto de una inspección el domingo 22 de septiembre, tras ser hallado el cadáver de Asunta en una pista forestal ubicada a sólo unos cinco kilómetros. Posteriormente se realizó un registro en profundidad tres días después en el que estuvieron presentes tanto Rosario Porto como Alfonso Basterra.



 

Noticias relacionadas