El final de la Semana Santa se salda con un muerto en la Sierra

Accidente de tráfico. El vehículo se salió de la vía y chocó contra dos árboles en un tramo recto. Nava de Francia. El joven es enterrado hoy. Pavimento. La carretera es estrecha y tiene baches
ÁNGEL PRADA

La Semana Santa concluye con un joven muerto en las carreteras de la provincia. La salida de vía del turismo se produjo de madrugada, a varios kilómetros de la localidad serrana de Nava de Francia. El coche se salió en un tramo recto y chocó contra dos árboles en una carretera estrecha y en mal estado. El entierro de Francisco José Vicente García se realizará esta tarde.

El accidente tuvo lugar poco antes de las 2.11 horas de la madrugada de ayer, a unos cinco kilómetros de la localidad serrana de Nava de Francia, en un pago que se llama el Casarito, donde, según una llamada al 112, un turismo había colisionado contra dos árboles en la carretera CV-170) y un varón se encontraba herido e inconsciente.

El vehículo se salió por el margen derecho, por donde conducía este joven salmantino, a altura del punto kilométrico 5,100. Las causas de este accidente están investigándose.

Se dio aviso a la Guardia Civil y a Emergencias Sanitarias (Sacyl), que desplazó una ambulancia de soporte vital básico y un equipo médico de La Alberca aunque los facultativos sólo pudieron confirmar el fallecimiento de un varón, de 34 años. Se trata de Francisco Javier Vicente García, natural y residente en el citado pueblo.

En el momento del accidente, la víctima se dirigía del vecino pueblo de San Martín de Castañar y regresaba a su casa a altas hora de la madrugada de ayer con su coche, un Renault 19. La carretera por la que circulaba era estrecha y el pavimento se encontraba en mal estado y con baches. Sin embargo, el tramo en el que se salió este joven era recto y la visibilidad era buena.

El joven recibirá sepultura esta misma tarde y a las 16 horas se oficiará un funeral en la iglesia Nuestra Señora del Rosario, en Nava de Francia. Lugar en el que estarán presentes todos los habitantes de este pequeño pueblo salmantino, consternados por la tragedia de la muerte de uno de sus vecinos. La capilla ardiente se ha instalado en el Velatorio Santa Inés, en Tamames.

De esta forma, esta víctima mortal se convierte en la séptima que se ha producido en las carreteras salmantinas a lo largo de este año 2010. La muerte anterior al volante se produjo hace escasamente dos semanas, concretamente el día 23 de marzo en Béjar, una jornada negra en las carreteras. Un hombre de 68 años de edad murió en el viaducto de la señalada localidad y su acompañante, una mujer de 62 años, fue trasladada al hospital en estado grave. El vehículo que conducía fue alcanzado por un camión que transportaba pacas de paja, una mercancía que se cayó a la vía, por lo que permaneció cortada temporalmente.

Dos heridos en Salamanca
Por otra parte, en Salamnca capital se produjo un accidente de tráfico en la pasada jornada de Domingo de Pascua. Dos jóvenes varones resultaron heridos leves al colisionar sus turismos en un cruce de la zona centro, junto a la avenida Portugal.

Estos hechos también sucedieron de madrugada, concretamente a la 1.10, en la intersección de la calle Valencia con la calle Maldonado Ocampo, frente a la Oficina Municipal de Información al Consumidor. R.S.M., varón de 31 años, y J.E., también varón, de 29 años, fueron trasladados en ambulancia al Hospital Virgen de la Vega en soporte vital básico en estado leve.