El Festival de Mérida cierra con un un superávit de taquilla de 425.000 euros

Además ha acudido un 40% más de espectadores lo que supone para los organizadores que se hable de una edición histórica. 'Hecuba' con Concha Velasco, la obra con más espectadores. 

La 59 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida ha atraído a un total de 74.583 espectadores a las representaciones en el Teatro Romano, lo que supone un 40 por ciento más que la cifra registrada el pasado año, lo que ha supuesto un superávit de las previsiones de taquilla de 425.000 euros.

 

Estos datos, entre los que se incluyen tres llenos absolutos, convierten en una "edición histórica" a la celebrada los pasados meses de julio y agosto, y llevan a sus gestores a hablar de un "éxito rotundo". Son palabras del presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, quien ha comparecido este jueves en la rueda de prensa en la que se ha ofrecido un balance oficial del certamen.

 

Según Monago, la gestión emprendida el año pasado por el empresario Jesús Cimarro al frente del festival, ha llevado al mismo a situarse como "una de las tres citas culturales del verano en España", al tiempo que ha avanzado que él mismo propondrá el próximo mes de octubre, en la reunión del Patronato del Festival, la continuidad de Cimarro en la dirección del mismo en la 60 edición.

 

Una propuesta que Cimarro ha recogido y que, según ha avanzado, y si finalmente se aprueba su continuidad, mantendrá la celebración de los Premios Ceres, cuyo presupuesto (600.000 euros) no está incluido en el balance económico ofrecido este miércoles, pero que contribuyen en la "proyección nacional e internacional" del festival emeritense.

 

En esta misma línea se ha expresado Monago, quien ha apuntado que los premios son "el mejor escaparate" para un festival que ha cosechado cifras de asistencia "nunca" registradas en las ediciones anteriores del certamen, por lo que ha agradecido a todos los espectadores la "respuesta" ofrecida.

 

Todo ello ha reportado una recaudación en taquilla de 1.493.581,60 euros, lo que supone un superávit de 425.000 euros con respecto a las previsiones, que serán entregados al patronato del certamen.

 

De hecho, en la rueda de prensa de este jueves, Cimarro ha hecho entrega al presidente extremeño de un cheque simbólico por esta cantidad, que se destinará a pagar el crédito suscrito el pasado año para pagar la deuda de 4 millones de euros resultante de la anterior gestión del gobierno socialista, que mantenía al certamen "en la UVI".

 

Así, y tras respaldar nuevamente la gestión iniciada el año pasado, en el que el objetivo era la "supervivencia" del certamen, ha destacado que este año ha habido 87.817 personas (dato obtenido de la suma de asistentes a todas las actividades incluidas en la programación del festival) "que han vivido el festival y la experiencia de Extremadura en primera persona".

 

De esta forma lo ha destacado Monago, quien ha hecho referencia al impacto que los asistentes al festival han tenido en la economía regional, en lo que se refiere a pernoctaciones y consumo durante su estancia en la comunidad autónoma.

 

Analizando la procedencia de los asistentes, del total de entradas vendidas a través de internet, los más numerosos han sido los extremeños (10.414), los madrileños (6.504), andaluces (3.912) y castellanoleoneses (1.072).

 

El director del festival ha resaltado los resultados tanto del número de espectadores como económicos del certamen en el contexto de crisis, en el que se está produciendo "una bajada generalizada" de la asistencia a los espectáculos culturales.

 

Cimarro considera que este año se ha producido la "reconciliación" del festival con el público extremeño, lo que suponía "uno de los objetivos marcados" cuando se puso al frente del evento cultural más importante de la comunidad autónoma.

 

PREMIOS CERES E IVA CULTURAL 

 

Sobre la polémica suscitada por la celebración de los Premios Ceres, ha reiterado que con ellos el festival ha ganado en "prestigio", y que en solo dos ediciones han contribuido "a colocar al festival en proyección nacional e internacional".

 

Asimismo, ha amenazado con llevar ante los tribunales a quienes continúen publicando "infamias" acerca de la concesión de los premios, al tiempo que ha considerado una "frivolidad y una falta de respeto" las críticas realizadas con respecto a su presupuesto. "¿Acaso los trabajadores de la cultura no son trabajadores igual que los otros?", se ha preguntado Cimarro.

 

"Si no es así", ha respondido, se debería "cerrar los teatros" y que todos los recursos públicos, "incluidos los sueldos de los partidos políticos y de los diputados" para el pago de los ayudas a los parados.

 

Asimismo, ha subrayado que uno de sus objetivos es situar al festival en el "mercado nacional", y en este sentido ha señalado que ya hay patrocinadores interesados en formar parte de las próximas ediciones de los premios, lo que contribuirá a reducir la aportación de las arcas públicas extremeñas. "Hay que sembrar para luego recoger", ha añadido.

 

El director del festival, que ha querido desmarcarse de ideologías políticas, ha señalado que su única preocupación son los resultados obtenidos por los espectáculos programados "sin importar su orientación, política, religiosa o sexual".

 

Por otro lado, ha reclamado nuevamente al Gobierno central la rebaja del IVA Cultural, y en esta línea ha agradecido nuevamente la postura mantenida en este sentido por el Gobierno de Extremadura, al tiempo que ha defendido las "inversiones" en cultura.

 

REPERCUSIÓN DEL FESTIVAL

 

Por otro lado, Cimarro ha destacado la repercusión mediática obtenida por el certamen, que ha duplicado sus "impactos" en prensa, radio, televisión e internet. En concreto, ha sido 2.218 noticias publicadas, frente a las 1.100 del año pasado. Asimismo, la presencia del festival en las redes sociales más populares también se ha incrementado.

 

En cuanto a la retransmisión de los Premios Ceres, la gala de entrega fue seguida por 400.000 espectadores, sumando las dos emisiones por Canal Extremadura (139.000 el jueves, en directo; y 99.000 el domingo) y La 2 (167.000, el viernes).

 

OBRAS MÁS VISTAS

 

La 59 edición del festival, cuyo programa ha contado con siete espectáculos, ha acogido 38 funciones, que han sido vistas por 74.583 espectadores, lo que supone una media que supera los 1.900 asistentes por representación, en torno al 70 por ciento de la capacidad del teatro romano.    

 

Comparado con la edición anterior, ha habido casi 21.200 espectadores más, a pesar de que solo hubo una función menos, distribuidas en seis espectáculos. En 2011 el número total de espectadores se situó en 42.581.

 

La obra más vista de este año ha sido 'Hécuba', protagonizada por Concha Velasco, que ha congregado a un total de 20.166 espectadores, seguida por 'El asno de oro', de El Brujo, con 11.807 y por la extremeña 'Los gemelos' (11.494) y 'Julio César' (10.563). 'Las tesmoforias' atrajeron a 8.806, 'Fuegos' a 6.623 y 'Medea', del Ballet Nacional a 5.124 espectadores.

 

De ellas hay tres que han cosechado un lleno absoluto en una de sus diferentes representaciones, que son 'El asno de oro', 'Julio César' y 'Los gemelos'.