El fĂştbol del Guijuelo mereciĂł mĂĄs que un punto

Koeman y Chema fueron los mejores en un choque en el que el ĂĄrbitro se convirtiĂł en protagonista negativo

Con sabor agridulce se fue el Guijuelo del Municipal despuĂŠs de empatar a un gol con un Osasuna B que desplegĂł su fĂştbol media hora y luego desapareciĂł para intentar matar a los charros a la contra. Pero los de Idiakez supieron reponerse al gol navarro y dominaron 60 minutos de un choque que merecieron ganar pero la mala suerte y el ĂĄrbitro le negaron a los charros un triunfo que merecieron porque fueron mejores.

Partido trabado desde el inicio entre dos equipos que se caracterizan por un buen trato del balĂłn y que, como ya es costumbre en El Municipal, hubo minutos de tanteo, hasta que el Guijuelo comenzĂł a asustar con una clara ocasiĂłn de Edu Espada que se plantĂł ante el guardameta rival y, forzado, estrellĂł el balĂłn en el portero. No obstante, los navarros llegaban y creaban peligro por las imprecisiones de los charros.

Y a tanto llegaron los errores, que uno entre los centrales y el lateral Valero propició una buena combinación entre los hombres de arriba del Guijuelo que terminó en gol del delantero navarro Manuel de tiro cruzado en el minuto 17. Y esto, lejos de hacer espabilar al Guijuelo, le hizo dormirse aún más acumulando un nerviosismo solo visto en los primeros partidos de la temporada. Éste no era el Guijuelo.

AdemĂĄs, en el 23 el colegiado se inventĂł una cesiĂłn en contra del Guijuelo con un libre directo dentro del ĂĄrea que llevĂł la ira a las gradas y el peligro que al final quedĂł en nada.

Y así pasó media hora con un Guijuelo sin ideas y que buscaba la movilidad arriba de Edu y Koeman y la magia de Romero… hasta que la encontró en la mejor oportunidad del partido. Una combinación de los hombres de arriba terminó con un balón suelto en el área que Chema remató al palo y Romero, que recogió el rechace, mandó el balón fuera para desesperación de los charros.


El Guijuelo se animaba pero el ĂĄrbitro se empeĂąaba en fastidiar a los charros no pitando un penalti tras claro empujĂłn de un defensa navarro a Edu Espada, y encima el delantero del equipo charro se llevĂł la amarilla; de traca. MenciĂłn aparte merece el colegiado que se hartĂł de sacar tarjetas al Guijuelo y no pitĂł dos penaltis con una aplicaciĂłn del reglamento mĂĄs que cuestionable, en una actuaciĂłn que rozĂł lo bochornoso.

Pero este hecho sĂ­ que espoleĂł a un Guijuelo que se vino arriba y que tuvo otra clara con un remate en la frontal de Iturralde que se marchĂł desviado, aunque el Guijuelo cada vez que llegaba creaba peligro por el nerviosismo del portero rival, que fallaba todos los balones por alto. Y por eso, el gol llegĂł de cĂłrner y cuando mĂĄs duele: en la Ăşltima jugada de la primera parte despuĂŠs de que Chema colgase el balĂłn al segundo palo y Jonathan solo batiese a Iparraguirre, que hizo la estatua.

Lo mejor para irse al vestuario habiendo corregido antes un error tĂĄctico incorporando un hombre mĂĄs la medio campo parta evitar las irrupciones de CalderĂłn, que hizo mucho daĂąo.

En la segunda parte, sĂ­ saliĂł el Guijuelo
Nada mĂĄs salir de los vestuarios, el Guijuelo tuvo una en las botas de Edu Espada que no entrĂł porque un defensa navarro la sacĂł cuando el balĂłn no tenĂ­a otro destino que las mallas, demostrando que el Guijuelo de la segunda parte sĂ­ era el Guijuelo.

Los de Idiakez tomaron el mando aunque Osasuna dio el susto en el 54 con una buena jugada de Manuel que Mariano no acertĂł a rematar en la mĂĄs clara de los navarros hasta el momento y dejĂł a la aficiĂłn con el susto en el cuerpo. Pero el Guijuelo se hizo dueĂąo y seĂąor del partido y creaba juego y ocasiones, pero no las remataba dentro de la porterĂ­a navarra.

Chema se convertĂ­a en la garra, la velocidad y el espĂ­ritu de un Guijuelo que, junto a Koeman, creaba mucho peligro. De hecho, el salmantino tuvo una buena ocasiĂłn que mandĂł al larguero y fue pura dinamita en el ataque de los charros. El Osasuna, que tambiĂŠn juga bien al fĂştbol, especialmente en ataque, daba sustos a la contra, pero el partido tenĂ­a color verde.

Entretanto, (min. 73) Borja Navarro debutĂł con los charros y se dejĂł la piel en cada balĂłn auqneu debe ir asimilando poco a poco los conceptos, pero puede ayudar mucho al equipo. Se le ven maneras y rapidez.

Más tarde, Koeman estrelló un nuevo balón al travesaño y el Guijuelo llegaba muy bien arriba pero no tuvo la suerte de anotar otro tanto; tampoco ayudó el árbitro, que no tiene nivel para estar en esta categoría prolongando la mala racha de los salmantinos con los arbitrajes. El punto sabe a poco porque hubo fútbol para más. Pero el ‘Guiju’ sigue sumando, y ya van 34.

FICHA DEL PARTIDO

CD GUIJUELO: Montero; Valero, Molo, Jonathan, Tejedor; Iturralde, GascĂłn, Chema (min. 80 Eneko), Romero; Edu Espada (min. 73 Borja Navarro) y Koeman.

OSASUNA B: Iparraguirre; Bari, Eslava, Navarro, Postigo; MoisĂŠs, CalderĂłn (min. 90 Unai), Raoul, Manuel; Torres (min. 75 Carnicer) y Mariano (min. 68 Hermosa).

GOLES:
0-1 Manuel, min.17. 1-1 Jonathan, min.45.

ÁRBITRO: Hernández Lorenzo (colegio riojano). Amonestó con amarilla a Valero (69’), Iturralde (50’), Koeman (78’), Edu Espada (37’) y Molo (38’) por parte del Guijuelo y a Bari (79’) y Raoul (53’) por parte de Osasuna.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 22 del Grupo II de la Segunda División B disputado en El Municipal de Guijuelo ante unos 500 espectadores con un ambiente muy frío en lo meteorológico. Los jugadores del Guijuelo salieron al campo con una camiseta en la que ponía ‘Ánimo Agus’ para mostrar su apoyo al jugador del Zamora que le han detectado cáncer de testículos.