El expresidente Mubarak está clínicamente muerto, según fuentes oficiales

La salud de Mubarak se había deteriorado significativamente desde que decidió renunciar al poder el 11 de febrero de 2011
El expresidente egipcio Hosni Mubarak, que ha estado al frente del país durante 30 años, se encuentra clínicamente muerto, según una información publicada por la agencia de noticias oficial MENA y que ha sido ha confirmado por un responsable del hospital.

De 84 años de edad, Mubarak había sufrido este martes un infarto de corazón que había provocado que entrara en estado de coma, lo que ha llevado a los responsables de la prisión de Tora de El Cairo a ordenar su traslado inmediato en helicóptero hasta un hospital militar.

La salud de Mubarak se había deteriorado significativamente desde que decidió renunciar al poder el 11 de febrero de 2011 por la presión de las manifestaciones masivas que exigían su dimisión. Su fallecimiento se produce dos días después de que los egipcios votaran en la segunda ronda de las elecciones presidenciales para elegir al que va a ser el primer presidente egipcio elegido en unos comicios democráticos.

Mubarak presenció desde una camilla el proceso judicial por la muerte de más de 800 manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad egipcias, un juicio que culminó con su condena a cadena perpetua el pasado 2 de junio.

Tras el fallo, varios medios de comunicación egipcios informaron de que la familia del expresidente estaba intentando que las autoridades ordenaran su traslado desde la prisión a un hospital militar dado su delicado estado de salud.