El Eurogrupo urge a España a concretar el ajuste en los presupuestos del Estado

Si el Gobierno no presenta "medidas nuevas y reales", Bruselas podría proponer una multa
Los ministros de Economía de la eurozona pedirán este lunes al representante español, Luis de Guindos, que anuncie ya todos los recortes y ajustes que tiene previsto aprobar, tanto en los presupuestos de este año como en los del año que viene, para rebajar el déficit desde el 8,5% en 2011 hasta el 3% en 2013, según han informado fuentes europeas.

Sólo si España da garantías, con la presentación de "medidas nuevas y reales", de que no pondrá en riesgo el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y de que su caso no sienta precedente, el Eurogrupo estaría dispuesto a negociar relajar el objetivo de déficit para este año (que el Gobierno ha situado unilateralmente en el 5,8% en lugar del 4,4% pactado con la UE).

Pero si De Guindos "no convence" a sus socios de que España respetará sus compromisos, el Eurogrupo dejará vía libre al vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, para que reactive el procedimiento sancionador por déficit excesivo, que podría acabar en una multa de hasta el 0,2% del PIB (alrededor de 2.000 millones de euros en el caso español).

El Ejecutivo comunitario, destacan las fuentes, no está obligado a esperar al examen en abril del plan de estabilidad español. Podría actuar en cualquier momento porque el propio Gobierno ya ha admitido que incumplió el objetivo de 2011 y que tampoco respetará el de este año.

El Eurogrupo considera que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha creado "sorpresa" y "mucha confusión" al anunciar unilateralmente tras el Consejo Europeo de primavera el nuevo objetivo de déficit para 2012. Lo normal hubiera sido entablar negociaciones con la Comisión a nivel técnico y "buscar una solución" en el Eurogrupo "sin drama". "Se ha hecho al revés, lo que ha generado incomprensión en ambas partes", explican las fuentes.

"La mayoría de los Estados del Eurogrupo tiene miedo de que el caso español siente precedente" justo cuando la UE acaba de aprobar un endurecimiento del Pacto de Estabilidad y un nuevo Tratado para reforzar la disciplina fiscal. "Todavía estamos en crisis. Atravesamos un periodo de calma pero no sabemos si durará. Hay que dar credibilidad a nuestros compromisos de que casi todos los países estaremos por debajo del 3% en 2013", avisan las fuentes consultadas.

Lo que el Eurogrupo quiere evitar es que España retrase parte del esfuerzo de ajuste que le correspondería realizar este año a 2013 y que el año que viene acabe admitiendo que tampoco llegará al umbral del 3% y deje sin efectos el Pacto de Estabilidad. En este sentido, espera más explicaciones sobre los motivos del desvío presupuestario de 2,5 puntos en 2011, especialmente teniendo en cuenta que "para algunos analistas esta cifra está inflada por razones de política interna".

Los países de la Eurozona quieren por ello tener información concreta de cómo se llegará desde el 8,5% hasta el 3%, un ajuste de 5,5 puntos que consideran "muy duro" y por eso ven necesario detallar ya las medidas concretas para alcanzarlo. "Si lo tenemos todo de forma clara y coherente veremos qué se puede hacer", apuntan las fuentes.