El etarra Bolinaga abandona el hospital Donostia para continuar su tratamiento en casa

Ha salido del centro hospitalario por su propio pie, vestido con chándal negro y txapela

El preso de ETA Josu Uribeetxebarria Bolinaga, condenado por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, ha abandonado minutos antes de las siete y media de la tarde el Hospital Donostia de San Sebastián, acompañado de sus familiares y de miembros del colectivo de apoyo a los presos de la banda terrorista, Herrira.

Uribetxebarria ha salido del centro hospitalario por su propio pie, vestido con chándal negro y txapela, muy delgado, con aspecto demacrado y apoyándose en sus familiares.

Tras abrazarse con las personas que le esperaban, se ha introducido en un turismo negro, conducido por su hermano, que le trasladará hasta su domicilio de Mondragón, según han informado fuentes de Herrira.

Aunque se esperaba que su salida iba a producirse a primera hora de la tarde, finalmente ésta se ha prolongando debido a que el médico ha tenido que redactar un informe para enviarlo a Instituciones Penitenciarias.

El preso, que permanecía ingresado en el Hospital Donostia desde el pasado 1 de agosto, deberá seguir el tratamiento contra el cáncer que padece tras su trasladado a su domicilio. El alta hospitalaria se produce 41 días después de que se le concediese la libertad condicional.