El estado urbanístico de los edificios catalogados se podrá consultar en la red

Aprovechando el Plan S, el Ayuntamiento de Béjar ha aprobado el proyecto básico de digitalización de todas las propiedades urbanísticas de la ciudad, tanto municipales como públicas y privadas, con lo que toda persona interesada podría informarse sobre el estado de cualquier inmueble catalogado, incluido el volumen y la edificabilidad, a través de internet.
Luis Ibáñez

Este proyecto se ha valorado en una inversión de unos veinte mil euros. En ellos, según destaca en declaraciones a TRIBUNA el concejal delegado del Área de Ordenación Urbana del Consistorio, Manuel Martín Bejarano, “nos plantean como mejora dos opciones: la primera se denomina Plataforma de la Realidad Aumentada” que consiste en un sistema de reconocimiento mediante la conexión de bluetooth, o de una especificación industrial para Redes Inalámbricas de Área Personal, “que posteriormente, además de las características urbanísticas, también podría utilizarse para las rutas turísticas y una guía de los distintos negocios hosteleros de la ciudad”.

La segunda opción, denominada Códigos QR, radicaría en la instalación de un “código de barras en todos los edificios catalogados de Béjar, y al pasar el terminal con cámara por la zona específica, saldría toda la información de esa construcción a la que se le ha implantado los caracteres”.

Este último sería más caro que el anterior, sin embargo, debido al interés de la empresa en la implantación de ese sistema, tendría coste cero para el Ayuntamiento.

Para poder llevar a cabo este programa de digitalización, falta la autorización del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, pero Martín Bejarano aseguró que “en principio no debería ser inconveniente al asentarse en una mejora ligada al proyecto presentado en su día”.

El edil de Urbanismo avanzó que en una tercera fase presentada, pero no aprobada por estar fuera de la propuesta inicial presupuestada, podría realizarse “una plataforma web de parques y jardines”.

La materialización de este proyecto supondrá un progreso hacia el ciudadano puesto que “no tendrá que desplazarse hasta las dependencias municipales para tener conocimiento de la situación urbanística de cualquier inmueble, o bien por internet, o bien mediante los terminales móviles, y obtener toda la información al respecto. Si se implanta este sistema, la idea es que esto se promocione, y se pueda dar también una aplicación turística proporcionando información detallada sobre los edificios históricos y los museos”.

Esta tecnología ya se está usando en países de la Unión Europea, como Bélgica y Holanda, donde los visitantes alquilan aparatos similares a los teléfonos móviles y éstos les van orientando por los distintos itinerarios de la ciudad, e informándole sobre los monumentos que puede encontrarse en ese recorrido.