El estado de salud de Julián Muñoz, cada vez peor

Ya a principios de este mes de septiembre, su reaparición ante las cámaras al acudir ante la justicia de nuevo en los juzgados de Málaga fue de lo más impactante.

El estado de salud de Julián Muñoz vuelve a ser noticia y no porque haya una mejoría. Según informan varios medios, el exalcalde de Marbella fue traslado el pasado viernes al Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga desde la prisión de Alhaurín de la Torre en la que se encuentra cumpliendo condena debido a una sospecha de infarto.

 

Como decimos, no es la primera vez que el estado de salud de Julián Muñoz es noticia. Ya a principios de este mes de septiembre, su reaparición ante las cámaras al acudir ante la justicia de nuevo en los juzgados de Málaga fue de lo más impactante. Demacrado y muy delgado, Julián tuvo serias dificultades para entender y poder defenderse ante el juez.

 

Cosa que no le impidió eso sí pedir públicamente perdón al pueblo de Málaga por los delitos cometidos cuando era alcalde. Su hija Elia Muñoz ya comentó para el programa Espejo Público que su padre, si no se le concede el tercer grado debido al grave estado de salud, "moriría ahí dentro", haciendo referencia a la prisión.

 

ISABEL PANTOJA Y JULIÁN MUÑOZ: DE NUEVO COMPARTIENDO PROTAGONISMO EN LA PRENSA ROSA

 

Veremos a ver como evoluciona el estado de salud de Muñoz que, por casualidades del destino, comparte protagonismo en la actualidad rosa debido a que Isabel Pantoja le han denegado el suspenderle la pena dos años de prisión a la que fue condenada por un delito de blanqueo de capitales.

 

Además, a ello hay que sumarle de nuevo una batalla contra el que fuera su amor en cuanto a salud se refiere. Y es que según un informe del otorrino de confianza de la cantante, su voz podría correr grave peligro si no se cuida, se ejercita y se trata. "La paralización de su actividad profesional produce atrofia vocal y vicios fonatorios que, de no ser tratados en su momento, pueden hacer más tortuosa su incorporación a la vida laboral", afirmaba dicho informe.

 

 De nuevo vuelven a convertirse en la cara y la cruz de una misma moneda.