¿El 'estado' de Salamanca? ¡Sin comentarios!