El escándalo arbitral y la mala suerte privan al Guijuelo de los tres puntos

Las imágenes, en ESTA GALERÍA

Tres puntos de oro se quedaron en solo uno por culpa del colegiado gallego González Álvarez, quién privó de la victoria al CD Guijuelo, con faltas de respeto hacia los jugadores denunciadas por ellos mismos una vez finalizado el choque. De hecho, Idiakez señaló al terminar el partido: "El árbitro le ha dicho a Romero: me vas a comer los huevos y tú no terminar el partido". Como así fue al final, porque el colegiado se 'cargó' primero al técnico vasco con roja directa por decir "vaya tela" y a Romero por doble amarilla, la última por 'simular' un penalti. El CD Guijuelo ha anunciado que tomará medidas por esta actuación del colegiado gallego.

En cuanto al juego, el equipo de Idiakez comenzó titubeante, tanteando al Sestao River e intentado imponer su juego desde el principio pero le que costaba ante un recién ascendido pero con buenas maneras. El inicio fue embarullado y solo Romero ponía algo de claridad al juego de los de Idiakez, pero poco más, al ternado con errores de los charros en el centro del campo. La primera la tuvo el Sestao en las botas de Oskar Martín pero su disparo desde la frontal se marchó arriba.

Así se llegó a la mitad del primer acto, con poco que contar hasta que una pérdida de los vascos en el medio del campo provocó una internada del andaluz en el área contraria que se difuminó al pecar de individualista, pero ponía el poco juego del Guijuelo. El Sestao respondió con un córner rematado en el segundo palo por Barrón y acto seguido, en posible fuera de juego, el propio Barrón se plantó ante Montero y su disparo lo detuvo el guardameta del equipo charro, que puso el susto en el cuerpo a los aficionados.

El árbitro, protagonista
Entonces, el ‘trencilla’ se convirtió en el protagonista al no pitar varias faltas a favor del Guijuelo, aspecto que provocó la desesperación del equipo y del técnico que, tras protestar una jugada fue expulsado por el colegiado previo aviso del juez de línea, que algo debió escuchar. Era el minuto 34 y el Guijuelo se quedaba con ‘uno menos’ aunque Idiakez estuvo casi a pie de pista dando órdenes.

Este hecho solo dio alas a los charros que se vinieron arriba y Chema tuvo el primero pero su disparo salió mordido y lo detuvo Magunazelaia, pero el colegiado y el línea desataban la ira del público. Y así, casi sin darse cuenta, llegó el final de la primera parte con 0-0 en el marcador y la sensación de poder haber hecho algo más.

La segunda parte fue otra cosa porque el Guijuelo salió más enchufado y un centro de Tete por la izquierda no encontró rematador; en el minuto 50 tuvo otra el Guijuelo tras un centro desde la derecha de Jonathan que Romero remató al centro de la portería vasca y el guardameta lo tuvo fácil. Pero se veía otra cosa con mejor juego, buscando la victoria.

Poco después, en el 53 un fallo garrafal en la salida de Montero provocó que Oskar Martín diera el susto, pero poco después, en el minuto 54 Koeman remató un corner botado por Mateo en el segundo palo, llevando el delirio a las gradas y haciendo justicia en el marcador. Pero solo tres minutos más tarde, y tras una caída de Romero en el área, el colegiado interpretó que el jugador del Guijuelo se había tirado y le mostró la segunda amarilla, dejando a los charros con 10 con más de media hora por delante.

Aparece la mala suerte
¿Qué más le podía pasar al Guijuelo? Pues que el empate del Sestao llegara en un gol en propia puerta, algo que ocurrió en el minuto 63 cuando un centro desde la izquierda de los vascos fue introducido en la meta de Montero por su propio defensa tras un mal despeje, llamando la atención de esa mala suerte que persigue al Guijuelo.

En el minuto 72, Idiakez intentó revitalizar el ataque del equipo con la entrada de Eneko Eizmendi por un desfondado Chema que realizó un trabajo impagable, como siempre, y el vasco lo intentó por la izquierda pero era muy complicado. No obstante, los charros no se rindieron y lo intentaron hasta el final, mucho más que el Sestao que se conformaba con el empate desde el principio.

Los de Idiakez se quedan con 15 puntos en la tabla pero con la rabia contenido de quien se sabe ganador, más cuando el árbitro te priva de conseguir tres puntos de oro para los charros. "Gente como ésta no debía estar en el fútbol", decía Idiakez al final del partido. Y demasiado poco poque ya van dos veces... y siempre a los mismos. Por cierto, 'chapeau' para los jugadores que lo intentaron hasta el fina.

ALINEACIONES

CD GUIJUELO: Montero; Toño Vázquez, Jonathan Martín, Molo, Tete; Iturralde, Eloy Martín, Iván Mateo (Valero min.89, Chema (Eneko, min. 72); Romero y Koeman (Edu Espada min.80).

SESTAO RIVER: Magunazelaia; Arrizabalaga, Eneko, Larrazábal, Hernaez, Izurza, Jokin (S. Martín min.89), Vilarchao (Arranz min.83), Izeta, Barrón y Oskar Martín (Etxaniz min.79).

INCIDENCIAS: Partido de la jornada 13 del Grupo II de la Segunda División B disputado en El Municipal de Gujuelo ante cerca de 500 espectadores.

ÁRBITROS: González Arévalo. Asistentes, Zas Varela y Suárez Fuentes. Expulsó por roja directa a Imanol Idiakez (minuto 34) y por doble amarilla a Romero (minutos 43 y 57); mostró también amarilla a Mateo (minuto 58) y Mateo minuto 60) por parte del Guijuelo. Por parte del Sestao River, castigó con amarilla a Hernaez (minuto 35).

GOLES: 1-0 Koeman (minuto 54). 1-1 Toño Vázquez en propia puerta (minuto 63).