"El equipo quiere, quiere, quiere, pero no le salen las cosas"

Los jugadores aseguran que no han estado al nivel que deben y sĂłlo quieren mejorar

Iban Cuadrado Estamos viviendo una situaciĂłn que nadie quiere. El equipo quiere, quiere, quiere, pero no le salen las cosas. Hoy es verdad que hemos estado espesos, fallones, hemos creado pocas ocasiones de gol y eso que el equipo quiere despuĂŠs de lo que hicimos en Sestao. Nos han roto muy bien la presiĂłn al principio y cuando se han puesto por delante nos han hecho mucho daĂąo. Esta dinĂĄmica hay que cambiarla. De verdad que el equipo quiere darlo todo pero hemos tenido sensaciones que no han sido las esperadas. Pido a todos que hay que ayudar. Esto no es fĂĄcil, pero hay que seguir y rectificar lo que hemos hecho mal porque hay un gran equipo. Sito Castro Hemos salido y parecĂ­amos que estĂĄbamos cansados, ellos parecĂ­a que iban dos segundos por encima nuestra y cuando nos han metido el gol llega la ansiedad, la gente en la grada estĂĄ quemada y no nos ha salido nada. Hay que volver a ver el partido y corregir muchas cosas. Tenemos que dar un poco mĂĄs porque se ve que con lo que hemos dado hasta el momento no llega. El equipo ha salido a hacerlo lo mejor posible, pero ahora lo que queremos es volver a salir a jugar y ganar otro partido. Diego Reyes Hoy era un dĂ­a perfecto para hacer buenos los tres puntos que logramos la semana pasada fuera de casa porque fueron muy complicados, pero no ha podido ser. Hay que cambiar muchas cosas, mirar cada uno hacia adentro, hacer un examen de conciencia, y ver que estamos capacitados para dar mĂĄs. En el vestuario la gente estĂĄ mal, pero hemos intentado animarnos y decirnos que tenemos que salir de esta situaciĂłn. IĂąaki MuĂąoz A nadie le gusta perder, pero el equipo hoy no ha estado al nivel. Se han juntado un poco todo, nos faltaba un poco de chispa, hacĂ­a calor, el campo estaba lento y los chavales que hemos tenido enfrente juegan bien al fĂştbol. En dos ocasiones nos han hecho dos goles. EstĂĄ claro que las prisas son malas consejeras, pero tenemos que seguir trabajando y ponernos las pilas. Los primeros 20 minutos ellos tenĂ­an un jugador mĂĄs en el centro del campo y nos han vuelto un poco locos tanto a Pablo como a mĂ­, corrĂ­amos un poco sin sentido. Luego nos hemos colocado mejor y jugado con mejor fĂştbol, pero cuando estĂĄbamos mĂĄs volcados nos han metido el segundo gol y nos han matado. No estamos dando lo que nos gustarĂ­a, porque no nos acompaĂąan los resultados. La grada ahora no perjudica, pero desde luego tampoco ayuda, aunque hay que respetarlos y jugar mejor para que los gritos se conviertan en ĂĄnimos.