“El equipo necesita un nuevo estímulo; no sé si de Sito o de otra persona de fuera”

SU MARCHA. “El estímulo que se buscaba no ha tenido el efecto deseado”. CLAVE. “Esta categoría es muy competitiva y la inestibilidad descentra al jugador”. APOYO. “El equipo necesita sentirse arropado”
D. G.

Sigue de cerca la pésima dinámica del equipo, supongo.

Claro que lo sigo, desde la distancia, pero yo también estoy viviendo la situación por la que atraviesa el club. Después de marcharme, pensé que el equipo encontraría la estabilidad con un par de victorias seguidas. Consiguió una, pero luego no pudo encadenar otra y se ha encadenado otra vez una racha negativa que está pasando factura.

¿Hay margen de maniobra?
La situación se puede cambiar. Quedan once partidos y con dos victorias seguidas el equipo saldrá de ahí abajo. Lo que me preocupa es mirar para atrás y ver la dinámica en la que está metido el equipo.

¿Qué debe hacer el club?
Creo que debe dar un paso al frente. Saber que deben arrancar desde hoy, olvidándose de todo lo anterior. Sabiendo que se ha pagado quizás el ilusionarse en exceso. Ponerse a pensar y decir: no sé si la plantilla no era lo que esperábamos, no sé si se han cometido errores por el camino… Pero hay que olvidarse de todo eso hasta final de temporada, porque el presente es complicado y todos los sectores que rodean al club deben sumar, apoyar. Yo mismo quiero trasladarle a la gente del club y de la ciudad mi ánimo y un poco de aire fresco.

¿Cree que un nuevo cambio en el banquillo sería la solucion?
No sé si lo que se necesita es el cambio de entrenador. Lo que sí es necesario es un estímulo. Quizás pueda llegar desde fuera, desde otra persona. Pero también puede ser desde dentro, que el cuerpo técnico actual se plante y diga: señores, lo que hemos dicho hasta ahora no nos ha servido, y hay que cambiar el discurso para sacar esto adelante.

¿Se esperaba una trayectoria así?
No me esperaba que la dinámica del equipo fuera ésta. Pero está claro que la Segunda División es muy competitiva y la inestabilidad acaba descentrando al jugador. Creo que los futbolistas del Salamanca no han estado cómodos durante toda la temporada. Cuando estaba yo, todas las miradas se dirigían a mí. Cuando me marché, la situación seguía igual y el campo de visión se amplió hacia ellos. Pero hay que ser conscientes de que la única manera de cambiar esto es que el jugador se sienta apoyado. Ellos son los que deben sacar esto adelante. Está en sus manos.
¿Su destitución fue un error?
Creo que es mejor valorarlo a final de temporada. Pero sí es verdad que el estímulo que se buscaba no ha tenido el efecto deseado. Creo que todo fue consecuencia de unas circunstancias que tal vez se les fueron de las manos a los dirigentes del club.

¿Está Sito capacitado para sacar esto adelante?
Lo conozco y sé que le está dando muchas vueltas a la situación. Está capacitado, seguro. Pero el equipo necesita un estímulo, frescura. Es necesario que todos los jugadores, los que juegan y los que no, se sientan útiles para que aporten lo que tienen.