“El equipo genera muchas ocasiones y seguro que al final acaban entrando”

 
D. G.

Fue uno de los protagonistas del partido ante el Córdoba. Marcos Márquez hubiese sacado un sobresaliente en su primer examen en el Helmántico, pero el hecho de no terminar de materializar las ocasiones de las que dispuso rebajó su nota. Pese a ello, el futbolista sevillano está convencido de que los goles no tardarán en llegar: “De las cuatro oportunidades que tuve, dos sí fueron bastante claras. Le he dado vueltas a la cabeza pensando en ellas, pero las sensaciones son buenas, se han creado oportunidades y eso es importante. Seguramente el próximo entren”, señala el delantero.

Márquez, eso sí, prefiere quedarse con el trabajo oscuro que realizó: “Hay partidos que se dan así y lo que hay que hacer es trabajar, asistir a mis compañeros para que puedan acertar ellos, como Miguel el domingo”. Además, ya le ha dado tiempo a comprobar que el estilo de juego de este Salamanca le va a venir muy bien: “Estoy contento porque jugando de esta manera y creando tantas ocasiones vamos a marcar goles y a ganar muchos partidos”, apunta el ariete charro.

Además, el delantero fue objeto de un buen número de faltas cometidas por parte de los jugadores del Córdoba: “Siempre, por mi forma de juego, de jugar de espaldas, recibo bastante, pero lo tengo asimilado y lo que tengo que hacer es aguantar por el bien del equipo y para que otros compañeros se beneficien de mi trabajo. Esto es un deporte de contacto. Los defensas te intentan parar de todas las formas posibles, siempre que sea dentro de la legalidad”.

Respecto al encuentro de Copa del Rey de mañana contra el Betis, Marcos Márquez no cree que el Salamanca deba ir asumiendo un papel de víctima ante un rival potente: “En Copa, cada partido es un mundo. El Betis tiene un gran equipo y juega en casa, pero no tenemos que ir de víctimas. Hay que usar nuestras armas y jugarle de tú a tú y a ver quién es el mejor”, señala el jugador albinegro.