El equipo de Gobierno quiere contratar fuera el proyecto para arreglar la Torre de los Anaya

La torre de Los Anaya.

Propone contratar en un estudio externo la redacción del proyecto de rehabilitación con un remanente de otras obras de patrimonio, las de la iglesia de San Polo. Su coste rondará los 30.000 euros.

El Ayuntamiento de Salamanca pretende gastar una cantidad para contratar en un estudio externo el proyecto de rehabilitación de la Torre de los Anaya, comprometida desde hace tiempo, lo que ha generado discrepancias en la comisión informativa ya que el grupo Ganemos era partidario de que se hiciera desde los propios servicios técnicos municipales.

 

La reforma, pendiente desde hace mucho, fue uno de los compromisos del PP en campaña a pesar de que, pocas semanas antes de presentarla, Fernández Mañueco y el PP se negaron a aceptar una propuesta del PSOE en la misma línea. Después, el alcalde y su grupo lo  presentaron como una iniciativa propia.

 

Para poder redactar el proyecto se hará una modificación del anexo de inversiones a efectos de dedicar un remanente de fondos municipales para contratar externamente la redacción del proyecto técnico para la rehabilitación del edifico. En concreto, se va a usar dinero de la baja del proyecto de restauración de la iglesia de San Polo. Este contrato se licitó por 102.000 euros y al final se adjudicó por 76.000 euros, un remanente de 26.000 euros que podría ser suficiente para abonar el proyecto de la futura actuación en la Torre de los Anaya, en el que se quiere gastar unos 35.000 euros de partida.

 

Ganemos Salamanca ha propuesto que este proyecto sea redactado por los servicios técnicos municipales y que no es necesario gastar dinero en esta contratación externa. El ayuntamiento dispone de varios arquitectos municipales (en el Patronato Municipal de Vivienda y Urbanismo y en el Área de Urbanismo) que lo pueden llevar a cabo perfectamente. El proyecto, consideran, es necesario, pero "es un despilfarro contratarlo externamente y deben utilizarse los medios públicos municipales y por eso nos hemos abstenido en este cambio del anexo de inversiones".