El entorno natural se revaloriza como reclamo para el turismo

 
Roberto Jiménez

Después de la puesta en valor del turismo religioso, cultural y patrimonial de Alba de Tormes, el Ayuntamiento de la villa ducal ya trabaja en nuevas ofertas que puedan atraer nuevos turistas aprovechando el recurso natural del río Tormes y la riqueza natural que proporciona a su paso por la localidad.

Para lograr este propósito, el Consistorio ha recibido una ayuda procedente de los nuevos yacimientos de empleo que ha permitido la contratación del joven albense Santiago Domínguez, Doctor en Ciencias Ambientales que a partir de este momento coordinará una campaña de sensibilización destinada no sólo al turista, sino también a los vecinos de la villa convirtiéndose en el nuevo gestor de recursos naturales fluviales.

Domínguez considera que la campaña debe también ir enfocada a los vecinos, ya que “es necesario que los propios albenses conozcan los recursos que le rodean porque en el futuro pueden ser un aliciente en el asentamiento de nuevos negocios relacionados con la naturaleza”.

Recientemente, el nuevo técnico de Medio Ambiente ha comenzado a redactar un informe documental, que será la futura base de conocimientos en cualquier actuación en este ámbito y un refuerzo a la información natural en la web turística, villaalbadetormes.com, lo que seducirá y atraerá a turismo especializado.

Una de las primeras actuaciones girará en torno al turismo ornitológico, debido a la gran variedad presente en la villa, donde conviven tres ecosistemas: el monte mediterráneo, el fluvial y el estepario. Será un complemento turístico sobre todo de cara a la estación invernal, que es la mejor época para observar aves migratorias. “Nuestra localidad cuenta con aves migratorias procedentes de países como Noruega y Portugal, especies como grullas y patos cuchara”, explica Santiago Domínguez.

Otros proyectos que encontramos en el horizonte de la villa son la reforestación de la zona denominada El Bosque, la construcción de un Punto Limpio en el municipio y el sellado del vertedero municipal que ya está a punto de comenzar.