El entorno de un preso de Topas con una rodilla maltrecha exige que le operen

Juan Carlos Jurado, preso en la cárcel salmantina de Topas

El hermano de Juan Carlos Jurado asegura que tiene "sueltos" los tornillos de una intervención anterior y que el médico del centro penitenciario "no quiere atenderle".

José Gabriel Jurado, hermano de Juan Carlos, preso de la cárcel de Topas, vuelve a denunciar el trato que en la prisión salmantina se tiene hacia su familiar.

 

En esta ocasión, Jurado asegura que su hermano tiene "hierro y tornillos sueltos en la rodilla" de una intervención anterior, pero que el médico del penal "no quiere atenderle". Siempre según el familiar del preso andaluz el galeno "es un familiar de un funcionario con el que mi hermano tuvo problemas en la cárcel de Sevilla" y esa es la razón por la que no quiere atenderle. Al parecer, en el centro penitenciario ha otra doctora, "pero no se atreve a tocarle porque no es traumatóloga", asegura José Gabriel Jurado.

 

"Solo pido que le lleven a Urgencias y le vean", asegura Jurado, que ya luchó anteriormente porque operaran a su hermano de un pie que tenía roto desde hacía cuatro años “por los maltratos y vejaciones que sufrió en la cárcel de Sevilla".


La historia se remonta a hace cuatro años cuando Juan Carlos Jurado ingresó en la prisión de Sevilla por varios delitos, “y desde el principio comenzó a sufrir todo tipo de vejaciones y maltratos con la permisividad de los funcionarios que a veces también formaban parte de ellos; y así durante mucho tiempo, con las pertinentes denuncias interpuestas”, señala el hermano del preso.

 

Ahora, Jurado ha llamado "durante 17 días seguidos" a la jueza de vigilancia "para conseguir que viera a mi hermano", por lo que su lucha continúa.