El Ejecutivo mejora la previsión de paro para este año y el próximo

Medio punto la de 2013, al 26,6% y ocho décimas la de 2014, al 25,9%.



 

El Gobierno ha revisado el cuadro macroeconómico y ha mejorado medio punto la tasa de paro que espera registrar a final de año, hasta el 26,6%, mientras que ha reducido en ocho décimas el paro esperado para el año que viene, hasta el 25,9%.

 

Así consta en el nuevo cuadro macroeconómico, que mantiene que el PIB caerá un 1,3% este año, aunque eleva dos décimas el crecimiento esperado el año que viene, hasta el 0,7%.

 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que la revisión del cuadro muestra que España está saliendo de la recesión y pone de manifiesto que 2014 será un año muy diferente a los anteriores, a pesar de las "dificultades e incertidumbres".

 

De Guindos ha resaltado especialmente la revisión a la baja de las tasas de paro, que se produce por primera vez desde el inicio de la crisis. Pese a la moderación de las estimaciones, del cuadro se desprende que el empleo caerá un 3,4% este año y un 0,2% el año que viene.

 

Sin embargo, el ministro ha asegurado que el perfil de proyección trimestral del empleo revela que en el segundo trimestre la economía ya no destruirá puestos de trabajo en términos de contabilidad nacional y que, en términos EPA, se registrará creación de empleo neta en el segundo semestre.

 

"Será el primer año (de la crisis) con creación neta de empleo. Será ligera, pequeña y aún insuficiente, pero habrá", ha dicho de Guindos, quien ha considerado "fundamental" este dato para la economía.

 

La diferencia entre ambas tasas, según ha explicado De Guindos, se explica porque para hacer el cuadro macroeconómico hay que ajustar la EPA a los términos de contabilidad nacional, por lo que la caída del 0,2% anual es "compatible" con la creación neta en el segundo semestre, que rondará el 0,1%.

 

La revisión del cuadro macro económico, según el ministro, se debe a la mejora de algunos indicadores y la estabilización que se ha ido viendo en la evolución económica en el último trimestre, con un "magnífico" comportamiento del sector exterior.

 

TASAS POSITIVAS DE PIB EN EL TERCER TRIMESTRE

 

De Guindos ha explicado que esta situación ha permitido que el PIB cayera sólo un 0,1% en el segundo trimestre del año, y hará que la economía registre tasas positivas en el tercer y cuarto trimestre de 2013. Así, ha asegurado que la fase recesiva de la economía ha finalizado en la primera mitad del año.

 

A su parecer, todos los indicadores adelantados muestran desde hace meses que se está produciendo una "ligera recuperación" que, sin embargo, aún es "débil y frágil". En este sentido, Guindos ha repasado algunos datos económicos como la producción industrial, el comercio minorista o los indicadores de expectativas.

 

De la misma forma, se ha referido a la prima de riesgo, a la rentabilidad del bono a diez años y a la evolución de la financiación del Tesoro, así como al crecimiento de los depósitos en los bancos españoles y al mejor acceso a los mercados de capitales que están mostrando las empresas españolas.  

 

"Se ha recuperado la estabilidad macroeconómica, un paso previo a la recuperación", ha señalado el titular de la cartera de Economía, tras asegurar que los supuestos en los que se basa el nuevo cuadro siguen siendo "conservadores".

 

EL CONSUMO Y LA INVERSIÓN CRECERÁN EN 2014

 

El Gobierno ha revisado también las variables que forman parte del PIB, como el consumo privado. En este caso, ha empeorado una décima la cifra de este año, hasta el -2,6%, y ha mejorado en dos décimas la de 2012 (+0,2%).

 

En el caso del consumo de las administraciones públicas, las cifras se han revisado al alza en los dos ejercicios. Así, el Gobierno espera ahora que esta variable caiga un 2,3% este año, dos puntos menos, y un 2,9% en 2014 (frente al -3,1% anterior).

 

La previsión de formación bruta de capital fijo, por su parte, ha mejorado un punto en el ejercicio de 2013, hasta el -6,1%, y marca ahora una cifra positiva para 2014 (+0,2% frente al -0,9% previsto antes).

 

MEJORA LA DEMANDA NACIONAL

 

A partir de estas variables, el Gobierno estima ahora que la demanda nacional se contraerá un 3,2% este año (frente al -3,7% previsto antes) y un 0,4% en 2014 (frente al -0,8%). El saldo exterior, por su parte, aportará 1,9 puntos en 2013 y 1,2 puntos el año que viene.

 

Esta cifra es consecuencia de una mejora de más de medio punto de la previsión de las exportaciones de bienes y servicios para este año, hasta el 5,7%, aunque en 2014 crecerán cuatro décimas menos de lo estimado anteriormente (5,5%).

 

Las importaciones, por su parte, caerán sólo un 0,3% este año, frente al -3,7% previsto en el anterior cuadro, y crecerán un 2,4% el año que viene, dos décimas menos.

 

UN PUNTO DE INFLEXIÓN

 

En cualquier caso, De Guindos ha asegurado que 2014 marcará un "punto de inflexión importante" y será el primer ejercicio de "recuperación efectiva", con creación neta de empleo y cierta recuperación del consumo y la inversión.  

 

Así, 2014 será el año en el que se producirá cierta recuperación de la actividad por primera vez desde que estalló la crisis, ya que, tal y como muestra la actualización de las bases del PIB del INE, en 2011 --único año en el que PIB volvió a positivo-- el crecimiento fue sólo de una décima, lo que demuestra que España "nunca se llegó a recuperar".

 

De cara al futuro, el ministro se ha mostrado convencido de que se continuarán mejorando los resultados y las cifras si el Gobierno mantiene el esfuerzo en las reformas. "Los datos y las cifras serán cada vez mejores", ha aseverado.



 

Luis de Guindos y Soraya Saenz de Santamaría