El ECYL "se desmantela" cuando más se le necesita

Así lo señala la Plataforma de Orientadores de Castilla y León, quien critica el despide continuado de trabajadores
La Plataforma de Orientadores de Castilla y León ha lamentado el “desmantelamiento” que se está produciendo durante los últimos meses en las diferentes oficinas del Servicio Público de Empleo (ECYL).

Los empleados del ECYL María Ángeles Rodríguez, Antonio Cruz y Verónica Marcos han señalado en la sede de la Unión Sindical Obrera (USO) que la Junta tiene previsto dar por finalizados los contratos que tenían 108 orientadores en las distintas dependencias de la Autonomía.

Esta cifra se suma a los 77 trabajadores del Programa de Modernización y a los 114 promotores de empleo, que también tuvieron que dejar sus tareas en el ECYL a mediados del presente año.

Con esta reducción, según han explicado los trabajadores de la Plataforma de Orientadores de Castilla y León, habrá oficinas que se verán “principalmente afectadas”. Han puesto como ejemplo que algunas de ellas se verían abocadas al cierre y otras a la fusión por la falta de personal.

Los representantes del colectivo han puesto como ejemplo que, de no producirse incorporaciones o la marcha atrás de la reducción de plantilla, habrá oficinas como la de Vitigudino (Salamanca) con solo un auxiliar administrativo o la de Béjar con un ordenanza y un técnico, en comisión de servicio.

De ahí que, según sus valoraciones, habrá desempleados que tendrán que desplazarse a partir de 2013 hasta 50 kilómetros para hacer sus gestiones, se duplicarán los tiempos de espera, se terminará el trato personalizado y aumentarán las dificultades tanto para los demandantes de empleo como para los empresarios que quieran incorporar personal a sus proyectos.