El duelo entre Messi y Robben acapara una semifinal histórica

El argentino Leo Messi y el holandés Arjen Robben, llamados a que de entre ellos salga la estrella del Mundial

El duelo entre Holanda y Argentina que se produce en los Mundiales por quinta vez, supondrá el duelo personal entre dos de las estrellas del campeonato, Leo Messi y Arjen Robben.

 

POSIBLES ALINEACIONES


HOLANDA: Cillessen; de Vrij, Vlaar, Martins Indi, Kuyt, Blind; Robben, Wijnaldum, Sneijder; Robin van Persie y Depay.

ARGENTINA: Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Mascherano, Biglia, Pérez; Lavezzi, Higuaín y Messi.

ÁRBITRO: Cüneyt Çakir (TUR).

ESTADIO: Arena de Sao Paulo.

HORA: 22:00/Telecinco y GolT.

Las selecciones de Holanda y Argentina se medirán este miércoles en el estadio Arena de Sao Paulo en la segunda semifinal del Mundial de Brasil (22:00 horas/GolT y Telecinco), en un choque que se produce en los Mundiales por quinta vez y que supondrá el duelo personal entre dos de las estrellas del campeonato, Leo Messi y Arjen Robben.


Con el permiso del colombiano James Rodríguez, ya eliminado y de Neymar, fuera del campeonato por lesión, el duelo entre el '10' argentino y el '11' holandés es la última gran batalla individual del Mundial y de su vencedor podría salir el Balón de Oro que otorga la competición cuando finalice el campeonato.

Messi pasó un poco más desapercibido en el duelo de cuartos de final de Argentina que un Robben que fue el mejor en el choque de Holanda ante Costa Rica. Ninguno de los dos consiguió marcar -el sudamericano suma cuatro goles en el Mundial; el europeo, tres- en los duelos de cuartos, una circunstancia de la que querrán resarcirse en el partido de Sao Paulo.

Además, la semifinal tiene tintes históricos. Argentinos y holandeses se miden en un Mundial por quinta vez. En el pasado, dos victorias de la 'albiceleste', una de la 'oranje' y un empate. Especialmente recordada es la final del Mundial de 1978, en Argentina, en la que los locales se hicieron con la Copa del Mundo ante una Holanda que sufrió la segunda derrota consecutiva en una final tras caer cuatro años antes ante Alemania.

Argentina está en la misión de ser campeona por tercera vez en su historia, con el aliciente añadido de que lo quieren conseguir en el templo de su mayor rival, Brasil. Para ello tienen que ganar esta semifinal, una plaza a la que no llegan desde hace 24 años, cuando la selección comandada por Diego Armando Maradona derrotó en el Mundial de Italia a la anfitriona en Nápoles.

El equipo de Alejandro Sabella ha vencido sus cinco partidos en lo que va de campeonato, todos por la mínima. Para este choque cuenta con la baja del madridista Ángel Di María, lesionado muscularmente y que no podrá ser de la partida. El jugador del Benfica Enzo Pérez ocupará previsiblemente su lugar en el once inicial.

HOLANDA BUSCA SU SEGUNDA FINAL CONSECUTIVA

Para Holanda, el partido ante Argentina supone el último escollo para alcanzar la segunda final mundialista consecutiva. A pesar de no contar en las quinielas iniciales para estar el último día en Maracaná, la selección de Louis Van Gaal se ha ido abriendo camino de una manera sólida y, en ocasiones, brillante.

Con el citado Robben como estrella, el conjunto europeo ha sido uno de los mejores del campeonato hasta el momento. El once de los del futuro entrenador del Manchester United no debería variar con respecto al resto de partidos. Con Sneijder como batuta del juego holandés y el del Bayern de Múnich y Robin Van Persie encargados del gol.

Holanda llega a las semifinales por quinta vez en su historia. Una ronda en la que solo perdió en una ocasión, en 1998, ante Brasil. Idéntico número de veces en las que ha aparecido Argentina, sin conocer aún la derrota en la penúltima fase del torneo. Este miércoles, se jugará un clásico de los Mundiales, con dos equipos buscando aterrizar en Maracaná y dos jugadores, Messi y Robben, intentando coronarse como reyes del Mundial.