El dispositivo municipal contra las pintadas: cuatro operarios a jornada parcial y un vehículo

Servicio municipal de limpieza de pintadas.

El alcalde prometió en septiembre de 2014 el refuerzo del dispositivo, dotado en principio con dos persona y un vehículo, pero la segunda patrulla trabaja desde hace poco y todavía no utiliza la segunda máquina de limpieza.

El plan municipal contra la pintadas, con el que el alcalde Alfonso Fernández Mañueco pretende aplicar la "tolerancia cero" contra los grafitis ilegales, está formado por cuatro operarios que no trabajan a jornada completa y un vehículo, a la espera de otro que está comprado desde hace meses, pero que todavía no está operativo. Así lo ha descrito el PSOE, que ha dado a conocer los detalles del dispositivo que actualmente tiene el Ayuntamiento de Salamanca contra las pintadas.

 

En una rueda de prensa, el concejal Arturo Santos ha dado cuenta de las informaciones que han solicitado al equipo de Gobierno sobre el dispositivo de limpieza de pintadas, fundamental en plena 'crisis de los grafitis' por la oleada de agresiones a patrimonio y estatuas. Actualmente, y según el PSOE, el dispositivo está formado por un vehículo especial para limpieza, un conductor y un peón que trabajan al 75% de su jornada, no a jornada completa, en estas tareas. Recientemente se ha añadido un equipo similar de dos personas, pero sin vehículo; este está comprado desde septiembre de 2015 pero todavía no está operativo.

 

Precisamente este refuerzo del servicio destinado a la limpieza de pintadas vandálicas con un segundo equipo fue anunciado por el alcalde en septiembre de 2014, hace más de año y medio, con el compromiso de duplicar el personal y los medios materiales destinados a la limpieza de pintadas, pero a día de hoy ese refuerzo no está totalmente operativo por la falta de vehículo.