El diario de la crisis se recrudece cada minuto

 
Cuando TRIBUNA DE SALAMANCA incorporó recientemente la sección Diario de la Crisis en sus páginas de actualidad local, buscó contribuir de la mejor forma, que es informar, a la búsqueda de soluciones para una debacle económica que tiene ya todos los ingredientes para durar muchos años. Pero de todos los informes, reacciones, propuestas y noticias de actualidad, siempre hay uno que se eleva sobre todos los demás y que marca, realmente, la deriva de un país que no ha sabido reaccionar a tiempo a una crisis financiera internacional con componentes propios de serio calado y que siguen sin resolver. 30.528 personas apuntadas al paro en Salamanca no es sólo un número maldito, no sólo supone haber superado la barrera psicológica de los 30.000 parados, es la prueba evidente de que caminamos por una senda equivocada. Es verdad que ya hay nuevas propuestas del Gobierno sobre la mesa, que se volverá a fomentar el sector de la construcción, que se incrementarán con mejores condiciones los créditos oficiales, y que se insta a los ayuntamientos y comunidades a recortar un 4% el gasto del personal. Medidas positivas para el debate pero insuficientes para la verdadera reactivación económica, porque la verdadera batalla del Gobierno de España está en atajar un desempleo que dobla la media europea. Si no hay trabajo, no hay consumo, ni confianza, ni ganas de invertir y la ruleta del descalabro gira ya tan deprisa que no puede perderse ni un minuto en debates estériles.