El Día del Niño en La Florida marca la cuenta atrás de ‘la vuelta al cole’

La cita. El parque acoge una iniciativa enmarcada en el programa festivo del Ayuntamiento a un mes de empezar las clases. Juegos y entretenimiento. Toro mecánico, castillos hinchables o cama elástica
MONDRIÁN / DAVID RODRÍGUEZ

Si un niño mira hoy el calendario, es posible que ya le entre un poco de pánico porque ya ha comenzado su cuenta atrás, la de la vuelta al cole. Queda menos de un mes para que empiece el curso escolar, según anunciaba la Consejería de Educación de la Junta en días pasados: el nuevo curso comenzará el jueves 9 de septiembre.

Pero de momento, los chavales de toda la provincia están en período de vacaciones, y por lo tanto, en período de disfrutar a tope sin ninguna preocupación. Por este motivo, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo les dedicó, dentro del programa veraniego de actividades en la localidad, una jornada completa de diversión y entretenimiento, que se ha convertido en toda una tradición cada verano.

El Parque de La Florida, junto con el de La Glorieta, los dos parques mirobrigenses de mayor tradición para los pequeños, se convirtió en una gran zona de juegos durante todo el día. Desde primera hora de la mañana, los chavales iban y venían de un lugar a otro divirtiéndose a tope, ante las caras de sufrimiento de sus padres, por el calor que hacía durante el día de ayer. Al menos, la sombra de los centenarios árboles de La Florida atenazaba la sensación térmica.

Los chavales podían empezar su recorrido en un circuito de minicoches, para tener su primera experiencia al frente de un volante. Después, se podían subir a dos plataformas hinchables desde las cuales luchar y pelearse entre ellos con unas divertidas barras de goma espuma. El recorrido seguía en un clásico: el toro mecánico. Los chavales se subían a él intentando dominarlo, pero pocos conseguían permanecer encima un rato largo. Otro clásico son los castillos hinchables, que no pueden faltar en ninguna feria ni evento infantil que se precie. Los chavales saltaron y botaron hasta que ya no podían más. Y la ruta la cerraban saltando en una cama elástica. Para coger más impulso iban sujetos de la cintura por gomas elásticas que los impulsaban aún más arriba. Las esperas entre atracción y atracción se hicieron más amenas gracias a la buena música que acompañó durante toda la jornada en el parque de La Florida. La noche del miércoles, otro colectivo tendrá su día dentro de los programados para este mes: los mayores. El Parque de los Tilos acogerá una actuación destinada especialmente para ellos.