El detenido acusado en el crimen de El Alquián, en Almería, es el dueño del cortijo en que vivía la víctima

El hombre que ha sido detenido por su presunta implicación en la muerte de F.P.D., de 40 años y natural de Badajoz, es el propietario del cortijo en el que habitaba y trabajaba la víctima como jornalero, y en el que fue encontrado su cuerpo sin vida con evidentes signos de violencia.
ALMERÍA, 25 (EUROPA PRESS)

El hombre que ha sido detenido por su presunta implicación en la muerte de F.P.D., de 40 años y natural de Badajoz, es el propietario del cortijo en el que habitaba y trabajaba la víctima como jornalero, y en el que fue encontrado su cuerpo sin vida con evidentes signos de violencia.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes de la investigación que han precisado que el crimen se produjo con un arma blanca ya que el cadáver, al que se le está practicando la autopsia en el Instituto de Medicina Legal (IML), presentaba varias puñaladas.

El homicidio, sobre el que la Policía Nacional mantiene abiertas diversas hipótesis para determinar cuál fue el móvil, se descubrió el miércoles en el conocido como paraje Torrehoyo de El Alquián, en la capital almeriense después de que un particular hallase el cuerpo sobre el mediodía.

El presunto implicado, de 35 años y cuya identidad no ha trascendido, era detenido pasadas las 23,00 horas en las inmediaciones de su domicilio, localizado en esta misma barriada, cuando se disponía a regresar a casa.

La víctima, según han indicado las mismas fuentes, tenía problemas con el alcohol y contaba con antecedentes penales por delitos de violencia de género. Las condiciones en las que vivía en el cortijo 'El Pisalé' y su aspecto físico llevaron a los investigadores a apuntar que se trataba de una persona en la indigencia.

La Policía Científica de la Comisaría Nacional de Policía de Almería se ha desplazado este jueves al lugar en el que se encontró el pueblo para buscar nuevas pistas ante el volumen de objetos y enseres que presenta el cortijo. En el caso trabaja también la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), que mantiene abiertas varias líneas de investigación.