El DESPERTAR de un mal sueño

Hace 23 años salamanca ya vivió su lucha contra la instalación de un cementerio nuclear en Las Arribes
Miguel Corral

Uno de los personajes públicos ya desaparecidos fue el entonces alcalde de Villarino, Luis Filgueíra Canal, que junto al también desaparecido catedrático de la Usal, Nicolás Martín Sosa, y el actual párroco de Buenos Aires, Emiliano Tapia, lograron trasladar a la población su preocupación por el proyecto de un laboratorio experimental de almacenamiento de residuos radiactivos en Las Arribes.

La primera decisión al respecto fue instar a los ayuntamientos a que declarasen su término municipal como no nuclearizado dando el paso a la creación de un espacio natural, que luego sería el Parque Natural Arribes.

Pero si los ediles tomaban el papel de defender a sus vecinos ante las administraciones, en la calle surgía la Coordinadora Antinuclear del Bajo Duero, tan determinante como las gestiones políticas para que finalmente, en 1987, el Gobierno diera marcha atrás.

Fueron nueve meses de reivindicaciones, entre ellas la concentración de abril de 1987 en Aldeadávila, donde se dieron cita más de 7.000 personas, una manifestación que un mes más tarde se trasladó hasta la capital con cerca de 30.000 ciudadanos.

Secuestro de Luis Calvo Rengel
Pero si hubo un momento de tensión fue la retención en Aldeadávila del entonces diputado provincial Luis Calvo Rengel.

Su visita a esta localidad se tornó en amenazante para los vecinos, que interpretaron motivos contrarios a los perseguidos por el responsable del PSOE, partido entonces en el Gobierno. Cientos de vecinos y, a medida que pasaron las horas, habitantes de otras localidades, permanecieron impasibles ante la Casa Consistorial dispuestos a un linchamiento, pero el apoyo ofrecido por los responsables municipales y su esfuerzo durante la noche siguiente para evitar un más que probable altercado, finalizó en la mañana del segundo día con la llegada de los antidisturbios, que a golpe de hacha irrumpieron en el edificio para liberar al diputado. Aquella intervención fue el verdadero objetivo de la retención de Rengel, pues obtuvo repercusión nacional.