El desmadre en el ocio nocturno de Salamanca podría llegar a costar un año de cierre y 55.000 euros de multa

Ocio

Acabar con el desmadre en el ocio nocturno que se ha vuelto habitual en Salamanca es obligación del Ayuntamiento que anuncia un plan sin medidas concretas aunque se atreve a anunciar sanciones. Algunas como la implementada en Calviá con una multa de hasta 55.000 euros y cierre por un año deben servir de ejemplo.

Si Salamanca ha imitado lo malo también debería imitar lo bueno, de forma que si en nuestra ciudad el ocio nocturno se ha desmadrado bueno es comprobar cuáles han sido las medidas restrictivas que han tomado en localidades donde se han vivido situaciones similares.

 

En los últimos días TRIBUNA se ha hecho eco de diferentes escándalos de carácter sexual que han tenido lugar en algunos locales de ocio nocturno y que a todos han recordado de forma irremediable a situaciones denunciadas en Magaluf el pasado verano. En julio de 2014 la palabra 'mamading' se hizo tristemente famosa cuando se hizo público un vídeo en el que se veía un concurso en un local en el que las mujeres debían realizar un número determinado de felaciones a los clientes del pub en un mínimo tiempo.

 

Entonces, como ha ocurrido ahora en Salamanca, tanto Asociación de Hostelería, como Instituto de la Mujer o diferentes fuerzas políticas, pusieron el grito en el cielo y se abrió una investigación que finalizó con una sanción que debería ser un ejemplo a seguir para erradicar prácticas deleznables en la mayoría de las cuales la mujer se presta como objeto sexual a cambio de alcohol. 

 

El Ayuntamiento de Calviá anunció medidas e inició una investigación -eso es lo que dicen desde el Consistorio de Salamanca que van a hacer ante los vídeos y fotografías que han circulado-, hasta concluir en qué local se realizó el concurso. Ante los hechos comprobados la multa que se anunció fue rotunda: 55.000 euros de multa y 12 meses de cierre. 

 

Los posteriores recursos interpuestos por el dueño del local -uno de los más importantes de Baleares-, han alargado el proceso y se está a la espera de ver si se cumple o no la sanción. Eso sí, el aviso ya está dado.