El desempleo lastra el desarrollo de la provincia con un aumento de 14.000 parados desde el año 2005

La provincia ha pasado de las 19.727 personas sin trabajo en diciembre de 2005 a las 33.661 del pasado mes de enero

33.661 personas no tienen trabajo en una provincia que tiene poco más de 350.000 habitantes y en torno a la mitad en edad laborable. Estos datos reflejan la escasa capacidad de desarrollo de Salamanca, que vive golpeada por una crisis que ha hecho que en tan solo un mes, desde diciembre de 2011 a enero de 2012, la cifra de personas en paro hay aumentado en 1.500.

Pero el desastre no queda solo reflejado solo en este último mes, sino también en la evolución de los datos del desempleo desde diciembre de 2005 hasta la actualidad, con un resultado pésimo: la cifra de personas que ha perdido su trabajo ha pasado de las 19.727 de 2005 hasta las 33.661 actuales, es decir, casi 14.000 personas más, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal.

A lo largo de los años, destacable es la subida que se produce en el inicio de la crisis o recesión en España, que influye en salamanca de un modo muy negativo con un ascenso de casi 7.000 personas entre diciembre de 2007 y diciembre de 2008, pasado de 17.772 desempleados a 24.132, con los primeros hachazos de la crisis.

A partir de ahí y hasta la actualidad, subidas anuales de cerca de 3.000 personas hasta llegar a los 32.134 del mes de diciembre de 2011 y redondear la cifra con los casi 1.700 del primer mes del año en curso.

Salamanca capital, la más afectada
Dentro de las zonas de la provincia de Salamanca, la capital es la más afectada porque ha pasado de tener 9.814 desempleados en diciembre de 2005 a los 15.106 del mismo mes de año 2011, con un incremento de 5.300 personas.

Otro municipio afectado es Santa Marta de Tormes, donde la crisis le ha golpeado en forma de 1.538 personas en paro el pasado mes de diciembre, por las 750 del año 2005. En Béjar la cifra se mantiene en 1.700 parados, 1.600 en Ciudad Rodrigo y 600 en Carbajosa de la Sagrada o Villamayor.