El desempleo entre los menores de 25 años se mantiene estable y representa un 11% de la cifra total de parados

Entre los años 2005 y 2012, y tomando como referencia el mes de diciembre, el porcentaje de jóvenes sin trabajo no ha aumentado por la crisis económica.

El porcentaje de jóvenes menores de 25 años sin trabajo no se ha visto incrementado con los golpes de la crisis económica ya que en Salamanca esa cifra representa más del 11% del total de parados que registra la provincia, con un aumento proporcional de la cifra global durante estos años.

 

Evidentemente, esto no significa que el número de desempleados menos de 25 años no sea alarmante ante la escasez de oportunidades que ofrece un mercado laboral muy dañado, y más en una provincia como Salamanca con un tejido empresarial debilitado.

 

De este modo, el año 2012 se cerró en Salamanca con 4.024 personas menores de 25 años sin trabajo, cifra que representa un 11% de los 35.850 desempleados en total. Algo parecido ocurre un año antes, en diciembre de 2011, cuando Salamanca contaba con 3.953 jóvenes en paro por los 32.134 del total, cifra que representa un 12%.

 

En los ejercicios anteriores ocurre exactamente lo mismo. 2010 cerró con 3.704 parados, lo que supone un 12,2% del total; 2009 hizo lo propio con 3.659 (13%); 2008 concluyó con 3.009 parados menores de 25 años (12,4%); mientras que 2007, 2006 y 2005 hicieron lo propio con 1.875, 1994 y 2.375 jóvenes sin trabajo respectivamente pero con unas cifra de parados de 17.772, 18.310 y 19.727 personas.

 

Por tanto, y pese a que los datos del Servicio de Empleo Público son alarmantes, al menos se observa como el porcentaje no se dispara con el paso de los años y el incremento de prados de menos de 25 años en relación al total aumenta de una forma proporcional, aunque cada vez son más los que optan por la formación ante la escasez de oportunidades en un mercado laboral cada vez más dañado.